Seleccionar página

Etiquetado de alimentos malinforma a la población: ONU

Etiquetado de alimentos malinforma a la población: ONU

Las agencias de la ONU que se encuentra en México se posicionaron a favor de un etiquetado de alimentos que sea claro, veraz y sencillo de entender.

Mediante un comunicado de prensa publicado por la ONU México, organismos interesados en la alimentación de la población como la OMS, la FAO y UNICEF, refirieron que frente a la emergencia epidemiológica de sobrepeso y obesidad en México, uno de los aspectos más relevantes en el etiquetado es especificar la cantidad de azúcares contenidas en los alimentos.

Las agencias de la ONU señalan que la información nutrimental que se encuentra en el empaque de los alimentos debe de informar clara y correctamente a los consumidores el contenido nutrimental, ya que es un mecanismo para mejorar la alimentación y para enfrentar esta situación de sobrepeso y obesidad que prevalece en el país.

Etiquetado engañoso

En el comunicado de la ONU se consignó que, el etiquetado de los azúcares en México no se encuentra dentro de las recomendaciones de este organismo para combatir la obesidad, el sobrepeso, caries dentales y otros problemas de salud asociados como la diabetes.

El etiquetado de los azúcares se basa en un valor de referencia de 18% de la energía total requerida (360 kilocalorías). Este valor “tiende a malinformar al consumidor, al hacerle creer que en su ingesta diaria el consumo recomendado de azucares podría llegar hasta un 18 por ciento, lo cual representa casi el doble de la recomendación”, señalan las agencias de la ONU en México.

El nivel recomendado de ingesta de azúcares añadidas o libres, es que sea inferior al 10% de la ingesta de energía total diaria.

¿Entendemos el etiquetado de alimentos?

Uno de los problemas que la ONU reconoce sobre el etiquetado de alimentos en México, es que presenta diversas dificultades para que todos los consumidores lo puedan entender.

Además de que la información contenida en el etiquetado de alimentos debe de ser clara para todos los consumidores, esta información debe de tener como objetivo proteger la salud de los consumidores, especialmente de los niños, y con ello promover el derecho a la salud y a la información.

La información que tiene qué ver con los azúcares resulta relevante frente a los problemas de alimentación que enfrenta el país. Organizaciones como la FAO y la OMS/OPS emiten recomendaciones sobre el etiquetado que buscan desincentivar el consumo de azúcares “libres” ya que no son necesarias para el consumo humano.

Derivado de ello, las agencias de la ONU señalaron la necesidad de separar la cantidad total de azúcares (“azúcares totales”). Esto implica la necesidad de informar claramente al consumidor qué azúcares sin procesar se encuentran naturalmente en los alimentos, y qué azúcares fueron “añadidas” o “libres”, ya que las segundas están asociadas a enfermedades no trasmisibles.

El México obeso

De acuerdo con reporte “Obesity Udpate 2017” de la OCDE, en 2015, en México el 32.4% de la población tenía obesidad: la segunda tasa más alta entre los países miembros de esta Organización, sólo por debajo de Estados Unidos.

Incluyendo a la población con sobrepeso y obesidad, las últimas cifras disponibles (2012) refieren que el 71.8% de la población adulta mexicana vive bajo esta condición, es decir, siete de cada 10 adultos mexicanos tiene obesidad o sobrepeso, el primer lugar mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...