Seleccionar página

Nacer pobre en México: una condena perpetua

Nacer pobre en México: una condena perpetua

La última medición de la pobreza en México de CONEVAL reveló que en 2015, el 43.6% de la población se encontraba en situación de pobreza, eso involucra a 53.4 millones de mexicanos. De ese total, el 7.6% se encontraba en situación pobreza extrema, eso significa que 9.4 millones de mexicanos no contaban con ingresos suficientes para adquirir la canasta alimentaria.

Frente a esta situación cabe preguntarse ¿qué tan difícil es superar la pobreza en nuestro país? El Informe de Movilidad Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) reveló datos preocupantes: la mejora de la situación económica a lo largo de la vida de las personas continúa siendo muy baja.

¿Qué tan difícil es superar la pobreza en México?

De acuerdo con el estudio del CEEY, el 74% de los mexicanos que nacen en situación de pobreza, permanecerán bajo la misma situación económica a lo largo de sus vidas.

En el estudio se dividió a la población mexicana en cinco partes iguales de acuerdo con su situación económica: el primer quinto o el quintil uno, es la escala social más baja, es decir, representa a los más pobres, mientras que, el quintil cinco concentra a los más ricos.

De acuerdo con el análisis, el 49% de quienes nacieron en los hogares más pobres se quedarán en esta misma situación a lo largo de sus vidas. Otro 25% de quienes nacieron en esa misma posición social avanzaron sólo una posición, por lo que pasarán del quintil uno al dos.

Sin embargo, las características socioeconómicas del quintil dos no son suficientes para superar el umbral de pobreza en México, por lo que la población que se encuentra en esta escala social aún no tiene los ingresos suficientes para poder adquirir los productos de la canasta alimentaria más la no alimentaria.

En suma, la población que no logró superar el quintil uno (el 49%), más la población que logró situarse en el quintil dos a lo largo de su vida (otro 25%) representa el mencionado 74% de la población que nació en los hogares más pobres y que no superó la línea de pobreza en México.

El 74% de la población que nació en los hogares más pobres permanecerá en la misma situación a lo largo de su vida

pobreza en México
Fuente: Centro de Estudios Espinosa Yglesias, Informe de Movilidad Social en México 2019.

También es relevante que, sólo el 3% de la población que nació en la base de esta escala social, llegó a formar parte del decil cinco, es decir, de los más ricos.

Por otro lado, el 57% de la población que nació en los hogares más ricos del país, permanecieron en la misma posición socioeconómica durante el resto de su vida. El 6% de ellos terminó en situación de pobreza.

Clase media vulnerable

Si bien el 12% de la población que se ubicó en el quintil tres, los que se podrían clasificar como la clase media, al momento de nacer alcanzaron a formar parte del quintil más rico de la escala social, también es una posición socioeconómica vulnerable.

A lo largo de la vida de quienes nacieron en esta posición, el 27% se mantendrá en las mismas condiciones, mientras que la situación económica de otro 38% empeorará y se encontrará en situación de pobreza.

La pobreza del sur, ¿condena perpetua?

Un calificativo que define en gran medida la situación social y económica del país es la desigualdad. Esta desigualdad se hace patente al observar la diferencia de oportunidades entre el norte y el sur del país.

En el sur del país las posibilidades de ascender en la escala social son muy bajas: el 67% de la población que nació en la escala social más baja permanecerá bajo las mismas condiciones durante toda su vida. En contraparte, en la región norte, y norte-occidente del país, el 25% de la población correrá con la misma suerte.

Uno de los principales motivos es la falta de oportunidades. De acuerdo con el CEEY, en el sur del país al menos el 45% de la desigualdad económica se debe a la falta de oportunidades, en tanto que, en el norte y norte-occidente del, esta proporción corresponde a alrededor del 30 por ciento.

Otro elemento relevante del estudio del CEEY es el análisis de género. Si una mujer nació en el quintil más bajo de la escala social, tendrá menos posibilidades que un hombre de superar su condición de pobreza. De esta manera, el 75% de las mujeres que nacen bajo esta situación no logran dejar de ser pobres. Esta misma proporción en los hombres es del 71%: representa una brecha de género de 3 puntos porcentuales en cuanto a las posibilidades de superar la pobreza en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...