Archivo del Autor: podcastms

Para reconstruir al país 21-05-2018

El próximo Presidente de la República tendrá como principal reto implementar un proceso para reconstruir socialmente al país. Es una tarea de la mayor complejidad, porque implica mucho más que sólo reducir la pobreza e incluso la desigualdad, problemáticas ya de por sí difíciles de resolver.

Quien gane el día primero de julio va a ser el presidente de una nación plural y diversa, que hoy puede caracterizarse por el malestar generalizado, producto de la ausencia del Estado de derecho, de la prevalencia generalizada de la violencia, por el infinito dolor de las víctimas y por las heridas históricas provocadas por la discriminación, el racismo, el clasismo y la división social provocada por la hiperconcentración de la riqueza en unas cuantas manos.

Hay en todo esto un hecho también complejo: Entre el día de la elección y la toma de posesión hay cinco meses de distancia; lo cual va a exigir al actual gobierno una entrega lo más realista posible, a fin de que quien resulte elegido tenga la posibilidad de construir un diagnóstico apropiado sobre las urgencias nacionales, y para tomar las previsiones necesarias para la articulación de su propuesta e incluso, equipo de trabajo.

Asumiendo lo anterior, hay, sin embargo, dos prioridades ineludibles: La primera y más compleja, recobrar la paz y avanzar hacia un proceso de reconciliación nacional; y en segundo término, construir la institucionalidad necesaria para darle viabilidad a una nueva lógica integral de desarrollo.

  Descargar audio (7,1 MiB, 2 hits)

Nuestra democracia está bajo ataque 14-05-2018

En los últimos ocho meses, de acuerdo con la información dada a conocer por el periódico Excélsior la semana pasada, han sido asesinadas 94 personas que formaban parte de partidos políticos, eran funcionarios locales o, como en el caso más reciente en Apaseo el Alto, Guanajuato, candidatos a algún cargo de elección popular.

Por si fuera poco, alrededor de mil personas que aspiraban a algún cargo de representación han preferido dejar la contienda electoral, en la mayoría de los casos debido a amenazas, intimidaciones o incluso atentados afortunadamente fallidos de parte del crimen organizado.

Ante la violencia urge que pongamos por delante las ideas y las convicciones; los ideales deben ejercer su derecho de retorno porque si algo es claro, es que los ideales son literalmente a prueba de balas.

Queda siempre la duda de si podremos decir alguna vez, como el poeta Ibargoyen: “En estas calles ya no hay visitas de asesinos/ solamente aquella sangre que sin apuro envejece”. De eso depende que la democracia arraigue, nos dé y le demos rumbo, de eso depende la sobrevivencia de la República.

  Descargar audio (7,5 MiB, 1 hits)

Formas extremas de violencia 07-05-2018

Una nueva ola de violencia recorre el país. Pero no es solo la que es promovida y ejercida por el crimen organizado. En la sociedad hay también signos ominosos que, más allá del malestar social, resultan del todo reprobables y serán siempre injustificables. Las escenas que presenciamos a diario son cruentas, macabras. La semana pasada, por ejemplo, Milenio presentó el video de un linchamiento, perpetrado por una turba sanguinaria, en el cual se observa cómo arden los restos mortales de la víctima.

Sorprende y genera estupor, que en el video, frente al cadáver en llamas, se escuchan personas comentando el siniestro espectáculo; lo hacen riéndose, con sorna respecto a lo que tienen enfrente; como si la ejecución de una persona, quien sea, pudiera constituirse en asunto de chiste; una ausencia total de respeto o consideración mínima a la dignidad humana.

Se equivocan quienes piensan que lo necesario es sólo una nueva estrategia de seguridad policiaca. Estamos por el contrario, ante la urgencia de contener lo que filósofos como Bataille llaman la “energía de lo maldito”, el encadenamiento de todo lo que se encuentra desarticulado, en el abandono de lo institucional.

La violencia que enfrentamos no es la encarnada por un monstruo como Frankenstein; sino la representada en la Gorgona, en el Kraken: se trata del terror múltiple, desconocido. Y frente a eso, ni en la antigüedad ni ahora, hemos tenido las respuestas adecuadas.

  Descargar audio (10,3 MiB, 1 hits)

En el día de la niña y el niño 30-04-2018

Las condiciones en que vive la niñez en nuestro país son dramáticas: el 51.1% de quienes tienen menos de 18 años vive en condiciones de pobreza, es decir, 20.7 millones; además de que sólo 19 de cada 100 fueron considerados por el Coneval como no pobres y no vulnerables, o bien, en condiciones “adecuadas de bienestar”.   Lo anterior implica, de inicio, cuestionar si efectivamente los indicadores con que estamos midiendo la pobreza y la vulnerabilidad son los apropiados,a la luz de los artículos 1º y 4º de la Constitución; así como frente a criterios interpretativos de la Suprema Corte de Justicia de laNación respecto de, por ejemplo,el llamado “derecho al mínimo vital”

Que las niñas y los niños sean el grupo de población con mayores condiciones de pobreza tiene severas implicaciones; la más relevante entre ellas es que México es un país inapropiado para la niñez.

UNICEF-México ha hecho un llamado a la candidata y los candidatos a la Presidencia para que asuman un compromiso público con la agenda de la niñez. Por ello, independientemente de quién gane, este compromiso debe traducirse en la construcción de una política de Estado en materia de protección y garantía plena de los derechos de la infancia.

Ésa es una de las grandes deudas históricas que tenemos como país y, por ello, uno de los imperativos categóricos que debemos asumir es el relativo a garantizar que ninguna niña o niño se quede atrás.

  Descargar audio (6,6 MiB, 5 hits)

Sin diálogo no es democracia 23-04-2018

Este artículo fue escrito antes de que se llevase a cabo el debate entre los candidatos y la candidata a la Presidencia de la República. La advertencia es oportuna porque el supuesto para escribirlo es que, a pesar de la modificación en el formato, respecto de elecciones presidenciales previas, es difícil pensar que habrá un diálogo serio respecto de las urgencias nacionales.

Lo anterior se debe, sobre todo, a que los debates presidenciales han sido asumidos desde que se incorporaron a la lógica electoral mexicana, como meros eventos de campaña, antes que como un espacio para la deliberación respecto de las prioridades que tenemos como país: Cuál es la visión económica, cuál es la visión social, cuál es la visión que se tiene respecto de la agenda medioambiental y climática, cuál es su postura respecto de la salud

En las democracias representativas contemporáneas, quien gana no puede asumirse como depositario de la totalidad de la voluntad ciudadana. Hoy tenemos el llamado “voto útil” o el “voto de castigo”, los cuales implican que la ciudadanía no necesariamente está de acuerdo con los planteamientos de quien gana, sino que vota por esa opción para evitar a otras que considera más dañinas o menos deseables.

De ahí que quien resulte ganador de la elección tiene que reconocer que es su responsabilidad romper con la lógica de la cerrazón que ha imperado hasta ahora. Por el contrario, la consolidación democrática necesita de apertura, de capacidad de escuchar a los otros y, sobre todo, de construir gobiernos incluyentes de la diferencia. A final de cuentas, al ganar la Presidencia, lo que se gana es el privilegio de servirle a la Nación.

  Descargar audio (4,2 MiB, 4 hits)

Los debates y los diagnósticos 16/04/2018

El próximo domingo, 22 de abril, se llevará a cabo el primero de los tres debates presidenciales, que organizará el Instituto Nacional Electoral (INE). Se va a realizar justo 10 semanas (70 días) antes de que se lleve a cabo la elección de quien será el próximo Presidente o Presidenta de la República

El contexto y tono en que se han desarrollado las campañas preocupa por partida doble: en primer lugar, porque revela que los diagnósticos con que cuentan los y la candidata respecto de los grandes problemas nacionales, responde sólo a su visión de país, y que no la han puesto a consideración de la ciudadanía en procesos incluyentes de escrutinio y consenso mínimo, en segundo término, porque al ser visiones unilaterales, conducen a decisiones de gobierno que se han traducido en errores relevantes de implementación.

Desde esta perspectiva, quien gane la Presidencia de la República, deberá convocar de manera urgente a un diálogo nacional necesario que permita identificar las prioridades del país y, sólo entonces, avanzar hacia las reformas jurídicas, normativas y reglamentarias requeridas, para impulsar la nueva generación de políticas públicas que México necesita para el desarrollo social y la inclusión de todos al mismo.

Finalmente, debe reconocerse que ante el cúmulo de propuestas que se han hecho hasta ahora, se ha omitido un tema ineludible: la necesaria Reforma del Estado, para darle legitimidad política y credibilidad en sus convocatorias para la acción social y política y, en ese marco, la impostergable Reforma Fiscal y Hacendaria para contar con los recursos que se van a requerir para implementar todas las acciones que hacen falta para conseguir que nuestro país se sitúe otra vez en la ruta de un crecimiento sostenible, con equidad, y viable en el largo plazo.

  Descargar audio (7,8 MiB, 7 hits)

Amenazas al Estado 09-04-2018

La noticia relativa a que el obispo de Guerrero, Salvador Rangel, ha llevado a cabo un conjunto de “pactos” para evitar que más sacerdotes o miembros de la Iglesia católica en esa región sean asesinados o víctimas de la violencia, pone en tela de juicio a las autoridades civiles en su capacidad para garantizar el cumplimiento estricto al Estado de derecho.

En entrevista con el diario El País, del 10 de febrero del 2018, sostenía el obispo: “Me he sentado con ellos por separado y estoy tratando de conciliar los diferentes intereses. Cada quien se pelea ciertos lugares, pero para que haya un arreglo tienen que ceder ciertas cosas. Ellos confían en mí”.

Se trata de un fenómeno paradójico porque, en sentido estricto, que un prelado de la Iglesia católica lleve a cabo conversaciones con el crimen organizado, para evitar que “se roben la elección o maten a candidatos”, implica que una estructura “parainstitucional” desarrolla actividades que buscan, al menos por lo declarado por el obispo Rangel, proteger al aparato y mundo institucional en su región.

Como señalan todos los expertos en ciencia política, los vacíos de poder no existen. Y en Guerrero y otros territorios el poder está siendo ejercido, en esos casos, de manera ilegítima, por los grupos de poder que se benefician de la ausencia de la estatalidad y que, de hecho querrían, que las cosas sigan sin modificarse.

Walter Benjamin sostenía que la tarea de una crítica de la violencia era centralmente exponer de manera comprensiva la relación que tiene tanto con el derecho como con la justicia; para el caso mexicano la cuestión es clara: la violencia se ha desbordado porque hay una fractura profunda del Estado de derecho, expresada radicalmente en la desaparición forzada y las fosas clandestinas como fenómeno masivo; y como correlato, en la impunidad como sello y marca de toda la cadena de injusticias que hoy tiene a miles de víctimas en la más absoluta indefensión.

  Descargar audio (6,8 MiB, 5 hits)

Cinco tesis para cambiar a México 04-12-2017

Hasta ahora, ninguno de los aspirantes a la Presidencia de la República ha planteado que uno de los objetivos centrales de su propuesta sea abatir la desigualdad, lo que es más, todos han planteado medidas y tesis que, de llegar a operarse, amenazan con extender el proceso concentrador de la riqueza, así como mantener el ritmo de crecimiento mediocre que se ha mantenido en las últimas tres décadas

Esta semana tuve la oportunidad de presentar, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el texto de Rolando Cordera, La perenne desigualdad, el cual es obligado leer, y del cual destaco cinco tesis sobre las que es fundamental reflexionar, pero, sobre todo, exigir que se coloquen al centro de la discusión pública nacional.

Reducir la desigualdad exige, debe insistirse, una Reforma Fiscal y hacendaria de gran calado, ésta se ha pospuesto una y otra vez y tampoco se ha conseguido articular procesos de construcción del Presupuesto de Egresos de la Federación que lo conviertan verdaderamente en el principal instrumento de una política económica dirigida a construir un crecimiento con equidad.

Lo que debe comprenderse es que no puede haber auténtico desarrollo si no hay una democracia arraigada, sustentada en una potente sociedad civil convencida de su defensa; y si no hay simultáneamente un Estado social de derecho arraigado en un sistema institucional comprometido con la ciudadanía y no con los poderes fácticos.

No podemos posponer más la llegada de la hora de la igualdad; y por ello no será ético que en 2018 las y los candidatos evadan este debate: ¿cómo construimos un país incluyente y equitativo? Los ciudadanos esperamos respuestas.

  Descargar audio (5,4 MiB, 12 hits)

Mujeres, equidad y desarrollo 27-11-2017

¿Cuánto le cuesta a México, desde las aristas civilizatorias, hasta las cuestiones económicas, la desigualdad que persiste entre mujeres y hombres? ¿Cuánto nos cuesta mantener esta violencia estructural, y cuánto más vamos a tardar en romper con los ciclos reproductores del machismo, el sexismo y la discriminación en razón del género?  No conozco ningún estudio reciente respecto del costo económico, que sería el más fácil de cuantificar, derivado de la violencia y desigualdad entre mujeres y hombres. Aún así, es posible afirmar que nuestro país pierde anualmente varios puntos porcentuales del PIB debido a esta situación de inequidad 

Dimensionar lo demás es aún más complejo; ¿cómo comprender y explicar la persistencia del machismo? Don Samuel Ramos, el gran filósofo mexicano, hablaba de una cuestión profunda: al “pelado”, sostenía, tan vacuo espiritualmente hablando, no le queda más opción que asumir los dos peores valores del mexicano: la violencia y el machismo.

Necesitamos avanzar decididamente hacia la construcción de presupuestos con perspectiva de género y perspectiva de derechos de las niñas, niños y adolescentes. Y en esa misma lógica, en la construcción de planes estatales y municipales de desarrollo construidos con perspectiva de derechos humanos, pero con la capacidad de realmente ordenar la acción pública en lo estatal y lo municipal.

Reconciliar al país exige construir relaciones de igualdad, tanto entre hombres y mujeres, como entre las distintas generaciones. Urge en esa lógica, diseñar una estrategia renovada de largo plazo, sustentada en una ética del rostro, es decir, una ética de la otredad que nos permita ver en cada persona un fin en sí mismo y jamás, como lo escribió alguna vez Kant, como un medio para alcanzar algo más allá de la persona misma.

Eliminar la violencia, dicen algunos, es imposible, pero aun en ese escenario, sí es posible construir una sociedad para la paz y la igualdad sustantiva; Islandia, Finlandia, Suecia y Noruega están avanzando en esa ruta, así que no es válido, simplemente, decir que nosotros no podemos, porque tenemos que poder, de otro modo estaremos condenados a ser un país siempre injusto y siempre mutilado en sus capacidades para la paz y la convivencia solidaria y respetuosa de la otredad.

  Descargar audio (4,0 MiB, 13 hits)

La crucial agenda de la niñez 20-11-2017

De acuerdo con los datos del Coneval, entre los años 2014 y 2016 el grupo de población entre el cual se tuvo la menor disminución en los niveles de pobreza fue el de las niñas, niños y adolescentes. En la última medición, relativa al año 2016, entre quienes tienen más de 18 años el porcentaje de personas en pobreza fue de 39.9%; en contraste, el 51.1% de los menores de 18 años vivían en pobreza.

Adicionalmente, el Coneval estimó que para el año 2016 sólo 19 de cada 100 niñas y niños podían ser considerados como no pobres y no vulnerables; es decir, sólo dos de cada diez niñas y niños tienen acceso a lo que es considerado en la medición oficial como “condiciones adecuadas de bienestar”.

El día de hoy se conmemora el Día Mundial del Niño y de la emisión de la Convención de los Derechos del Niño y la Niña. Han transcurrido ya casi 30 años desde que México la ratificó, y las condiciones en que vive la niñez, como puede verse, se encuentran muy lejos de la garantía siquiera del derecho al mínimo vital sobre el cual ya hay pronunciamientos jurisprudenciales del Poder Judicial de la Federación.

Construir un país apropiado para la niñez implica, debe decirse, un nuevo Estado de bienestar. Porque garantizar de manera integral, interdependiente, simultánea y progresiva el catálogo de todos sus derechos, implica, desde una institucionalidad distinta, hasta una lógica diferente de presupuestar y asignar los recursos públicos.

Invertir decididamente en la niñez exige de una renovada concepción de lo que es el desarrollo, pues sólo desde una idea clara sobre cómo construir una sociedad igualitaria y para todas las edades es que podría avanzarse en el cumplimiento del Principio del Interés Superior de la Niñez. Se trata, sin duda, de un imperativo ético que aún no hemos sabido honrar.

  Descargar audio (5,8 MiB, 19 hits)