Cinco tesis para cambiar a México 04-12-2017

Hasta ahora, ninguno de los aspirantes a la Presidencia de la República ha planteado que uno de los objetivos centrales de su propuesta sea abatir la desigualdad, lo que es más, todos han planteado medidas y tesis que, de llegar a operarse, amenazan con extender el proceso concentrador de la riqueza, así como mantener el ritmo de crecimiento mediocre que se ha mantenido en las últimas tres décadas

Esta semana tuve la oportunidad de presentar, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el texto de Rolando Cordera, La perenne desigualdad, el cual es obligado leer, y del cual destaco cinco tesis sobre las que es fundamental reflexionar, pero, sobre todo, exigir que se coloquen al centro de la discusión pública nacional.

Reducir la desigualdad exige, debe insistirse, una Reforma Fiscal y hacendaria de gran calado, ésta se ha pospuesto una y otra vez y tampoco se ha conseguido articular procesos de construcción del Presupuesto de Egresos de la Federación que lo conviertan verdaderamente en el principal instrumento de una política económica dirigida a construir un crecimiento con equidad.

Lo que debe comprenderse es que no puede haber auténtico desarrollo si no hay una democracia arraigada, sustentada en una potente sociedad civil convencida de su defensa; y si no hay simultáneamente un Estado social de derecho arraigado en un sistema institucional comprometido con la ciudadanía y no con los poderes fácticos.

No podemos posponer más la llegada de la hora de la igualdad; y por ello no será ético que en 2018 las y los candidatos evadan este debate: ¿cómo construimos un país incluyente y equitativo? Los ciudadanos esperamos respuestas.

  Descargar audio (5,4 MiB, 4 hits)