HACER HISTORIA 11-03-2019

El cumplimiento, garantía y protección de los derechos humanos no puede ser sometido jamás a consulta. Proponerlo es teórica y constitucionalmente inconsistente. Lo primero, porque, conceptualmente hablando, los derechos humanos son inherentes a toda persona; no son ni renunciables ni prescriptibles ni alienables. Somos portadores de ellos desde que nacemos y hasta el momento en que morimos.

Lo segundo, porque la Constitución establece en el Artículo 1º que: “Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad”.

Hacer historia implica defender y proteger las conquistas sociales que hemos tenido en nuestro país y, de hecho, radicalizar y llevar hasta sus últimas consecuencias el mandato constitucional en materia de derechos humanos, y particularmente los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de la población.

  Descargar audio (5,0 MiB, 27 hits)