Inspectores, ¿sí, no, cuándo y dónde? 12/1/2018

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha planteado que, durante los primeros meses de su administración, se modificará la forma en cómo se llevan a cabo las inspecciones de parte de las autoridades federales. El propósito es eliminar la corrupción que se da cuando algunos funcionarios que verifican el cumplimiento de leyes, normas y reglamentos, extorsionan a los negocios.   

La idea es loable, pero su implementación debe tener matices. La propuesta que ha hecho el presidente electo es que las inspecciones se llevarán a cabo con base en sorteos, pues se confiará en que la ciudadanía cumplirá con sus responsabilidades.

Así, hay otros ámbitos en los que lejos de eliminar la figura de la inspección, ésta debería fortalecerse, como en el caso del trabajo infantil y, particularmente, en el caso de las niñas y niños jornaleros agrícolas, como en casos emblemáticos como San Quintín y Cabo San Lucas, pues de acuerdo con los datos del Inegi, más del 90% de las niñas y niños que trabajan lo hacen en condiciones inapropiadas y prohibidas para su edad.

Así, reconociendo la relevancia de la medida anunciada por el presidente electo, lo que es urgente es determinar en cuáles trámites y áreas es posible transitar hacia un esquema de “sorteo” y en cuáles otros, fortalecer las capacidades de inspección y regulación del Estado, siempre en aras de proteger integralmente los derechos humanos.

  Descargar audio (unknown, 9 hits)