Select Page

Producción industrial: síntoma de la desigualdad

La producción industrial del país disminuyó un 0.6% al cierre del tercer trimestre de 2018. Así lo dio a conocer el Inegi mediante el Indicador Mensual de la Actividad Industrial


actividad industrial mexico PIB

Este indicador mide la evolución de los volúmenes de producción física de los bienes que elabora el sector industrial. En un desagregado a nivel estatal, este índice mide básicamente el volumen físico de las actividades secundarias, y presenta grandes diferencias.

Las actividades secundarias representan el 29% del PIB. El indicador cobra relevancia derivado de que es un pilar del encadenamiento productivo y por lo tanto, para el crecimiento del país.

Campeche, crecimiento histórico

Por un lado, el estado de Campeche presentó un incremento extraordinario de 19.8% en el índice de volumen físico de las actividades secundarias.

Este crecimiento es una excepción histórica, ya desde hace seis años la entidad había presentado una contracción cada vez más pronunciada de todo su producto interno bruto. Al cierre de 2017 este indicador se contrajo 9.7 por ciento.

Asimismo, el estado de Veracruz tuvo un incremento de 19.8%, luego de que esta entidad presentara constantes disminuciones desde 2012.

Destaca que, en estas entidades, el incremento se debió a un repunte de las actividades mineras.

El Bajío y el norte: potencias industriales

Durante los últimos seis años, en promedio, la mayor contribución al incremento de este índice se encuentra en el Bajío mexicano y en el norte del país.

Entre 2012 y noviembre de 2018, Guanajuato y Jalisco son las entidades que contribuyeron en mayor medida al incremento nacional de la actividad industrial con una contribución promedio de 19.8 y de 18 por ciento.

A estas dos entidades, le siguen los estados fronterizos de Chihuahua, Nuevo León y Sonora, que, en promedio, contribuyen con el 15.2%, 14.1% y 12.3 por ciento.

Los de abajo

Por otro lado, hacia septiembre de 2018 un total de 14 entidades presentaron contracciones en este indicador. En Michoacán y Tabasco la disminución de los índices de producción fue de 13.3% y 14.3%, respectivamente.

De igual forma, en los estados de Colima, Zacatecas y Durango la actividad industrial disminuyó un 6.7%, 7.3% y 8.3%, respectivamente.

Por el contrario, 11 entidades no contribuyen de ninguna manera, o restan valor a la actividad industrial. Los casos de Tabasco y Campeche (que como ya se mencionó, al tercer trimestre de este 2018 rompió con un decrecimiento histórico), están relacionados con disminución de la producción petrolera, por lo que su contribución promedio a la variación de la actividad industrial, ha sido de -24.6 y de 26.6 por ciento respectivamente durante los últimos seis años.

A esta lista se le suma el estado de Chiapas, con un -6.2%, mientras que, Zacatecas registró un -2.5%; Michoacán, un -1.5%, y Oaxaca, un -1% en promedio durante los últimos seis años.

Los estados a impulsar

Estos decrecimientos coinciden con el sur del país, con los resultados de los estados de Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Colima. En toda esta región la contribución al sector industrial mantiene un promedio negativo.

En conjunto, cinco de los siete estados que durante los últimos seis años contribuyeron negativamente al indicador de la actividad industrial, colindan en la zona sur de país, a lo largo del litoral de pacífico: en esta zona en donde se concentra la mayor parte de la pobreza mexicana, por lo que el fomento de la actividad industrial es fundamental para generar un encadenamiento productivo en la región.

Estas cifran evidencian la necesidad de fomentar la actividad industrial a fin de provechar el encadenamiento productivo que este sector genera. Sin embargo, dicho fomento requiere de la creación y mejora de la infraestructura pública, la cual hace posible que la inversión se desarrolle en estas zonas.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Loading...