Seleccionar página

Ser empresario en México: un escenario de terror

En los últimos años el promedio nacional de victimización de las empresas no ha variado: se ha mantenido en un rango de 33% a 35%, e incluso en algunas entidades, como Durango, Zacatecas y Nayarit ha registrado incrementos de alrededor de 20 por ciento


En entrevista para México Social, el doctor Adrián Franco, director general de Estadísticas de Gobierno del Inegi, habló sobre la gravedad de este contexto: “que una de cada tres unidades económicas sea víctima del delito en promedio es un tema muy importante, sobre todo porque al ser victimizados los negocios tiene un efecto multiplicador en la economía, en el empleo y en el bienestar local”.

tienda

Asimismo, es importante destacar que el incremento de la victimización en las empresas medianas (de 56.4% a 61%) y pequeñas (de 46.6% a 51.4%) es más significativo respecto de las grandes empresas.

Al respecto, Franco indicó que “esto se puede ver como un ‘costo natural de crecer’, pues tienen una actividad mayor, trasladan mercancías por carreteras o hacen más transacciones bancarias y por eso podría haber mayor actividad delincuencial sobre ellos”.

En cuanto al costo del delito, aunque es mayor en las grandes empresas, afecta mucho más a las micro y pequeñas empresas, puesto que son más vulnerables ante una pérdida económica. “El gasto promedio de la unidad económica victimizada es de 66 mil pesos; en las unidades económicas grandes es de 1.9 millones por año en promedio y tienen 60% de probabilidades de ser víctimas. En las microempresas el costo promedio del delito es de 40 mil pesos, pero son más sensibles ante una pérdida así e incluso puede llevar a que el negocio cierre”.

Entre más pequeños son los negocios, más sensibles son: tienen 30% de posibilidad de que ocurra un delito, más de dos veces al año y esto puede ser mortal para estas empresas, que son generalmente de familias que sostienen con ellos a su propio hogar.

A nivel nacioal, el costo del delito subió 14.3%: “nos está costando más y además hay un aumento en la percepción de inseguridad de alrededor del 12%. La estimación del costo por inseguridad y delincuencia son 155.8 mil millones, 0.86% del PIB; de los cuales, 44% tiene que ver con la prevención y el resto con el costo derivado del asalto que sufren”, subrayó Franco.

En contraste, la cifra negra en empresas o unidades económicas sigue siendo muy elevada: actualmente es de 86.6%, es decir, nueve de cada 10 delitos no se denuncian. “En 2017 se denunciaron más delitos por parte de las unidades económicas y más averiguaciones previas se aperturaron. Aunque la cifra negra sigue siendo muy alta”.

Cabe destacar que a mayor tamaño de la empresa hay una mayor capacidad para darle seguimiento a estas denuncias, por lo que en el caso de las grandes empresas, la cifra negra es de 56.9%, mienttras que para las micro es de 87.9% y en el área de servicios, de 89.8%. “La mayor parte de la cifra negra se atribuye a la desconfianza a las autoridades, ya que un 63% señaló sentirse así”.

De acuerdo con el Comunicado de Prensa NÚM. 493/18 del Inegi, estos son algunos de los principales resultados de la ENVE (con cifras a 2017):

  • El 33.7% de las unidades económicas del país fue víctima de algún delito en 2017
  • Los delitos más frecuentes en empresas son robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes y robo hormiga
  • El 38.4% de las unidades económicas del sector comercio fue víctima de algún delito, 30.6% del sector industria y 29.3% del sector servicios.
  • El 59.3% de las unidades económicas grandes fue víctima de algún delito, así como 61.5% de las medianas, 51.4% de las pequeñas y 32.9% de las micro.
  • El costo promedio del delito por unidad económica en 2017 fue de 66,031 pesos, mientras que en 2015 fue de 57,779 pesos.
  • En las unidades económicas grandes el costo promedio pasó de 1.4 a 1.9 millones de pesos entre 2015 y 2017. En las unidades económicas medianas pasó de 510 mil a 725 mil pesos.
  • A nivel nacional, 63.0% de las unidades económicas considera a la inseguridad y delincuencia como el problema más importante que les afecta, seguido del bajo poder adquisitivo de la población con 35.4% y la falta de apoyos del gobierno, con 33.4 por ciento.
  • El 78.9% de las unidades económicas refiere que la entidad federativa en la que operan es insegura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...