Seleccionar página

Todos los hogares podrían haber sido ya víctimas de algún delito

Todos los hogares podrían haber sido ya víctimas de algún delito

La afirmación que da origen a este título ni es tremendista ni alegórica. Encuentra sustento en los datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Inseguridad (ENVIPE), para la serie que va del año 2014 al 2019, y que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta en los meses de septiembre de cada año.

De acuerdo con ese instrumento, en los cinco años considerados, y que captan información del 2013 al 2018, los datos son los siguientes: en el primer año de la serie, el 33.9% de los hogares en México fueron víctimas de algún delito. En el 2014, lo fue el 33.2%; en el 2015 el porcentaje se ubicó en 34%; en el 2016 llegó a 34.2%; en el 2017 se tuvo la cifra récord, con 35.6% de los hogares; y en el 2018 fue de 33.9%, dato idéntico al registrado en el 2013.

Hogares victimizados

Como se observa, el promedio de este periodo es de 34.2% de los hogares en los cuales al menos uno de sus integrantes ha sido víctima de algún delito. Lamentablemente, el INEGI no incluye la variable relativa a si el año previo en ese hogar alguno de sus integrantes fue víctima de algún delito. Eso permitiría tener plena certeza si los hogares están siendo reiteradamente victimizados, o si aquellos que tienen algún integrante que ha sido víctima, son diferentes a los que fueron agredidos el año previo.

Elaboración propia con base en el ENVIPE 2018

Aún con ello, es posible pensar que, estadísticamente hablando, el porcentaje de ocurrencia de los delitos es asimilable a la probabilidad de ser víctima. Si el promedio anual es de 34.2%, estaríamos ante una probabilidad de un tercio, cada año, de que cada uno de los hogares del país fuese víctima de algún delito.

De esta forma, la probabilidad sería de casi 100%, si la delincuencia actúa al azar, de que en cada hogar hubiese cada tres años a algún integrante, víctima de algún delito.

La distribución por entidades cambia

Por ejemplo, en el Estado de México, que es la entidad con mayor porcentaje de hogares donde hay al menos alguno de sus integrantes que ha sido víctima de algún delito para el periodo señalado, el promedio anual es de 55.5 por ciento.

Es decir, ahí la probabilidad es de uno a dos de que algún integrante de un hogar sea víctima de un ilícito, por lo que la probabilidad también es de que aproximadamente cada dos años, todos los hogares en el estado tengan a algún integrante víctima de algún ilícito.

En segundo lugar se encuentra la Ciudad de México, donde el promedio anual para el periodo 2013-2016 es de 46.1% de los hogares victimizados; esto llevaría a que aproximadamente cada 2.3 años se diera el “ciclo completo” de victimización de la totalidad de sus hogares, siempre en términos de probabilidad.

En tercer sitio se ubica Baja California, con un promedio anual de 40.4% de sus hogares con al menos algún miembro, víctima de la delincuencia. Le sigue en cuarto sitio Jalisco, con 38.6%. Como quinta entidad con mayor porcentaje de hogares victimizados está Morelos, con 37.2%. Otros estados con indicadores superiores a la media nacional son: Aguascalientes con 35.4%, Sonora, con 34.6%; Guerrero con 34.4% y Guanajuato, con 34.3%.

En contraste, las entidades con los promedios más bajos son: Michoacán e Hidalgo, con 24% en cada uno de ellos; Oaxaca, con 23.2%; Tamaulipas, con 23.2%; Veracruz con 21.8% y Chiapas, con 19.7%.

Elaboración propia con base en el ENVIPE 2018

Las cifras son aterradoras

De acuerdo con los datos del INEGI, para el periodo señalado, cada año habría en el país alrededor de 11.48 millones de hogares con al menos alguno de sus integrantes víctimas de la delincuencia.

Al respecto es importante señalar que se trata de una cifra que considera todo tipo de delitos, y no solo los de alto impacto. En esa lógica, es importante destacar a las entidades con mayor promedio absoluto de hogares victimizados por año. Estas son: Estado de México, con un promedio anual de 2.48 millones de hogares con al menos uno de sus integrantes víctimas de algún delito; la Ciudad de México, con al menos 1.27 millones de hogares en la misma condición.

En tercer lugar Jalisco, con 841,146 hogares por año; luego Guanajuato, con un promedio anual de 513,048. Finalmente están Puebla, con un promedio de 512,317, y Veracruz, con una cifra anual promedio de 511,409 hogares en la condición señalada.

Lee también: «ASÍ SON LOS DELINCUENTES DE MÉXICO»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...