Seleccionar página

La tortura constituye un triunfo de la ilegalidad sobre las leyes: CNDH

La tortura constituye un triunfo de la ilegalidad sobre las leyes: CNDH

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que la práctica de tortura en México es un hecho que aleja al país de la consolidación institucional, así como del respeto al marco legal, por lo que la Comisión considera que, la tortura se constituye como un triunfo de la ilegalidad sobre las leyes.

Mediante un comunicado de prensa, la Comisión señaló que la tortura también representa el abuso y la violencia, sin olvidar el miedo y el terror que la tortura supone sobre el respeto y la dignidad de las personas.

La magnitud de la tortura

De acuerdo con cifras de la CNDH, entre enero del año 2000 y mayo de 2019 la comisión recibió 11 mil 939 quejas. De ese total, el 97% se refirieron a tratos crueles, inhumanos o degradantes. En específico, 390 quejas señalaron expresamente el delito de tortura.

Del número de quejas que la CNDH recibió, se derivaron 21 recomendaciones por violaciones graves a los derechos, por tortura y por tratos crueles e inhumanos que fueron dirigidas a las siguientes instituciones:

  • Fiscalía General de la República, 6 recomendaciones
  • Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, 5
  • Secretaría de la Defensa Nacional, 3
  • Secretaría de Marina, 3
  • Gobernador del Estado de México, 2
  • Gobernador del estado de Michoacán, 2
  • Ayuntamiento de Iguala, Guerrero, 2

De igual forma, del número total de quejas recibidas, la comisión emitió 322 recomendaciones particulares, de las cuales, la mayor parte fueron dirigidas a la Secretaría de la Defensa Nacional con 50 recomendaciones, a la Secretaría de Marina que recibió 25, la Secretaría de Protección Ciudadana con otras 25, y a la Fiscalía general de la república.

Los más vulnerables a tratos crueles e inhumanos

El Mecanismo Nacional para Prevenir la Tortura durante 2018 realizó 525 visitas a diversas instituciones donde se encuentran personas privadas de su libertad, como CERESOS y cárceles municipales, Agencias del Ministerio Público, estaciones migratorias, hospitales psiquiátricos, albergues, entre otros.

Estas visitas revelaron que en estos sitios, existen diversos factores que menoscaban la calidad de vida de las personas que se encuentran en ellos.

Destaca la falta de medicamentos para atender a los pacientes que se encuentran en los hospitales psiquiátricos, el hacinamiento en los lugares de detención, la falta de personal y de presupuesto, dietas inadecuadas, factores que fomentan el autogobierno y cogobierno en los CERESOS, falta de defensores de oficio, cobros indebidos y los servicios médicos deficientes, entre muchos otros.

Todas estas situaciones pueden derivan en actos de tortura, y en actos de maltrato o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

La tortura es injustificable

De acuerdo con el mencionado comunicado de prensa, la CNDH afirmó que no existe objetivo que justifique ser tolerantes con los actos de tortura, así como ningún rango de flagelo.

Adicionalmente, se señala que la tortura no se puede asumir como un elemento inherente a la investigación de los delitos, ni como “producto de una cultura o forma de justicia arraigada en el país”.

En este sentido, la tortura no es una vía para alcanzar la justicia, al contrario, estas prácticas conducen a la comisión de más delitos y al abuso de poder mediante el dolor, el miedo, la humillación y el sometimiento, situaciones que inhumanas que eliminan la capacidad de decisión de las víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...