Seleccionar página

Un sector estratégico

por Claudia Ruiz Massieu

El Turismo Social debe ser promotor del desarrollo regional y del crecimiento económico de nuestro país. La experiencia internacional ha demostrado la importante estrategia para impulsar el turismo con acciones que impulsen el consumo nacional, de forma incluyente y sustentable, siempre que se involucren todos los sectores de la sociedad


El Presidente Peña ha enfatizado que el turismo es un sector estratégico para el crecimiento de la economía, y que para impulsarlo es necesaria la coordinación interinstitucional y de los diversos sectores de la sociedad. El desarrollo del sector se impulsará mediante los cuatro ejes de la Política Nacional Turística: ordenamiento y transformación sectorial; innovación y competitividad; fomento y promoción; y sustentabilidad y beneficio social. De esta forma, convertiremos a México en un destino de clase mundial.

Antecedentes

El concepto de Turismo Social surge en Francia a finales de la Segunda Guerra Mundial, entendido como un derecho de los trabajadores a disfrutar de vacaciones pagadas. Así, el Estado francés estableció programas y créditos para construir infraestructura y apoyos a los trabajadores, mediante vales y descuentos, que les permitieran acceder a la actividad turística como un derecho laboral. Se abrieron rutas, hoteles y hospedajes, restaurantes y bistrós, destinos y ferias. La estrategia atrajo mayor inversión privada, promoviendo el desarrollo regional y el crecimiento del sector hasta posicionar a Francia en el primer lugar de atracción de turistas. En 2012 recibió 83 millones de visitantes extranjeros (I) y a finales de 2011 su turismo doméstico representó el 83% (II) del consumo turístico total.

Después de Francia, el Turismo Social fue incluido en la política pública de otros países europeos como Bélgica, Reino Unido y España bajo el mismo concepto de derecho de los trabajadores, al tiempo de ser una herramienta para impulsar el desarrollo regional.

En México el turismo social comenzó a considerarse en la política pública a partir de los años setenta. Sin embargo, éste fue entendido bajo una perspectiva asistencial o retributiva para los trabajadores, lo que fue desvirtuando su sentido original. De esta forma, cuando escasearon los recursos por las crisis económicas, se canceló el subsidio al Turismo Social.

A partir de los años noventa surgieron propuestas del sector privado y social para generar actividades de ecoturismo, deporte, salud, cultura y recreación, entre otras, con un enfoque social. Al paso del tiempo se han incluido bajo el esquema de Turismo Social los principios de accesibilidad, solidaridad y sustentabilidad para el desarrollo de las comunidades.

Actualmente Europa, además de ser la región más visitada del mundo, es la que cuenta con el mayor porcentaje de turismo doméstico a nivel global: en Rumania equivale al 94% del turismo total; en Bélgica al 90%; en España y Portugal es el 85% (III); mientras que en México el turismo doméstico equivale al 86% del total (IV).

En conclusión, el turismo social no debe ser considerado como una actividad de asistencia a los trabajadores ni dirigido a las personas con escasos recursos. El turismo social consiste en llevar el turismo a todos los sectores de la sociedad y por ello involucra a otros productos del turismo como el cultural, ecoturismo y de aventura, deportivo y religioso, así como a otros actores de la sociedad como empresarios, academia y gobierno.

El Turismo Social en México

En los últimos años los esfuerzos de atracción de turistas estuvieron enfocados hacia el turismo internacional. Sin embargo, la actual administración del Presidente Peña Nieto ha reconocido la necesidad por generar una oferta accesible a todos los sectores de la sociedad que se acompañe de una adecuada estrategia de información y promoción. Para ello, el Presidente Peña Nieto ha instruido a conformar una agenda de competitividad de los destinos turísticos de México en donde es primordial la participación coordinada de prestadores de servicios turísticos; tour operadores; entidades gubernamentales; los tres niveles de gobierno; y organismos sindicales, comunitarios y ciudadanos.

Se debe aprovechar la infraestructura con la que ya cuenta el país: seis centros integralmente planeados (CIP) en Cancún, Los Cabos, Ixtapa Zihuatanejo, Huatulco, Loreto y Litibú en Nayarit. Este último bajo los preceptos de sustentabilidad. En estos desarrollos el gobierno ha proveído la infraestructura (carreteras, alumbrado público, agua potable, etcétera) y el sector privado ha invertido en los desarrollos hoteleros y de recreación. Como resultado, Cancún se ha posicionado como el principal centro turístico del país y los otros CIP son destinos de calidad internacional.

Se cuenta, además, con el Programa Pueblos Mágicos, y se están desarrollando nuevas rutas turísticas para ofrecer mayor diversidad en la oferta. Adicionalmente, se está trabajando en la certificación bajo el distintivo de Accesibilidad para generar destinos turísticos que también puedan ser disfrutados por personas con discapacidad.

En general, México cuenta con infinidad de atractivos naturales, culturales, sociales y arquitectónicos, y muchos mexicanos aún no tienen la oportunidad de conocer todas las riquezas de su país. Aún queda trabajo por hacer en cuanto a la diversificación de oferta, promoción de destinos y el desarrollo de programas para que más mexicanos conozcan nuestro país.

Por ello, las estrategias de Turismo Social se encaminarán conforme a las cuatro directrices de la Política Nacional Turística a fin de desarrollar y consolidar una oferta integral hacia los diferentes segmentos de la población y que, al mismo tiempo, represente una fuente de empleo y de ingresos que promueva el desarrollo regional y el crecimiento económico de nuestro país.•

Referencias:

I. Barómetro Mundial del Turismo, Abril de 2013. Organización Mundial del Turismo.

II. Eurostatindicators, 2013. http://epp.eurostat.ec.europa.eu/.

III. Indicador Trimestral de la Actividad Turística. INEGI.

IV. Estudio de Viabilidad del Turismo Social en México. Cestur y Universidad Autónoma Metropolitana. 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...