Seleccionar página

Violencia intrafamiliar, una problemática olvidada

Violencia intrafamiliar, una problemática olvidada

Uno de los temas que han perdido visibilidad pública a lo largo del último año es el relativo a la violencia intrafamiliar, el cual se encuentra íntimamente ligado a la intolerable violencia contra las mujeres, niñas y niños, misma que ha generado el estallido de la exigencia de justicia en las recientes movilizaciones de mujeres, quienes no están dispuestas más a tolerar y aceptar una sociedad desigual y violenta en su contra.

Destaca en este tema la desarticulación a que fue sometido el Sistema Nacional DIF en la pasada administración, y su práctico desmantelamiento y marginación en la presente; siendo quizá la única instancia pública que en los estados y municipios cuenta con -ahora ya muy menguadas- capacidades para atender a las víctimas de esta forma de violencia.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el delito de violencia intrafamiliar ha presentado un incremento constante en los últimos cinco años para los que se dispone de información comparable. En efecto, en el año 2015 se iniciaron 126,816 carpetas de investigación por el delito señalado en todo el territorio nacional.

Las cifras

Por su parte, para el año 2016 la cifra registrada por el citado Secretariado Ejecutivo se ubicó en 153,581 casos, indicador que implica un incremento de 21% entre ambos años; asimismo, para el año 2017 la cifra creció a 169,381, indicador que representa un incremento de 10% respecto del 2016, pero de 33.5% más respecto del año 2015.

Para el 2018 la cifra creció a 180,008 carpetas de investigación por el delito de violencia intrafamiliar, cifra 6.7% superior a la del año 2017, y 42% superior a la registrada en el año 2015.

Finalmente, hasta el mes de julio de este año 2019, la dependencia citada cuenta con un registro de 116,652 carpetas de investigación, por lo que, de continuar la tendencia, al terminar el año podría llegarse a la cifra récord de aproximadamente 199,820 casos, es decir, un 11.1% más respecto del 2018, y 57.6% más respecto del año 2015.

Para dimensionar el acelerado e inaceptable crecimiento de las cifras, vale la pena señalar que en el 2015 el promedio diario de carpetas de investigación iniciadas por violencia intrafamiliar, fue de 353; en el año 2016 el promedio diario fue de 420; en el 2017 creció a 464 casos; en el 2018 fue de 493 casos al día, mientras que en hasta el 31 de julio de este 2019 el promedio diario es de 555 carpetas iniciadas por el delito señalado.

Los estados con más casos y la anomalía de Tlaxcala

De acuerdo con la información oficial, de enero del 2015 a julio del 2019 se han iniciado 746,348 carpetas de investigación por el delito de violencia intrafamiliar. De ellas, el 11.46% se han registrado en la Ciudad de México; el 10.37% en el estado de Nuevo León; 7.17% en el estado de Chihuahua; 6.67% en el estado de Guanajuato, y 6% en el estado de Jalisco. Es decir, las cinco entidades con mayor número de casos registrados concentrarían el 41.67% del total nacional.

Desde esta perspectiva, destaca igualmente el caso del estado de Tlaxcala, donde durante prácticamente cinco años se contabilizan solo 197 casos; y en situación similar está el estado de Campeche, donde se han registrado solo 223 carpetas de investigación; y si bien es cierto que son de las entidades menos pobladas de México, es poco creíble que haya tan pocos casos de violencia en los hogares.

Lo que estos datos revelan es, sin duda, una enorme heterogeneidad en materia de prevención, identificación y sanción de la violencia intrafamiliar; y sobre todo, la inmensa cifra negra que hay en este delito.

También te puede interesar LA TERRIBLE VIOLENCIA ASESINA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...