Seleccionar página

Yo apoyo para encontrarles. ¡Te necesitan!

Yo apoyo para encontrarles. ¡Te necesitan!

Las historias de familiares de personas desaparecidas cuentan el horror de vivir la desaparición de un ser querido, esa incertidumbre de no saber cómo está o cuánto tiempo faltará para encontrar a esa persona. Para poder llevar a cabo su búsqueda, las familias suelen tener empleos informales. Por la contingencia sanitaria por COVID-19, han perdido sus ingresos o su modo de subsistencia. Es urgente asumiresta idea: «Yo apoyo para encontrarles». ¡Te necesitan!

Sigue a la autora en Twitter: @MarceVillaLobs

Una de las familias afectadas del colectivo “Buscando Verdad y Justicia Nayarit”, es la de Margarita Acosta, que busca a su hijo Jesús Marín Acosta. Jesús salió de su domicilio en junio de 2018 a bordo de un taxi con otra persona y no supieron nada de él en dos días, hasta que Jesús se comunicó con su mamá diciéndole el lugar en el que se encontraba.

Su madre y su hermana fueron por Jesús, lo encontraron muy golpeado, al parecer lo dieron por muerto y lo fueron a tirar ahí. Por miedo y por falta de dinero no lo llevaron a ningún hospital ni fueron a interponer denuncia por las lesiones. Ese día su madre y su hermana se lo llevaron a su casa y le curaron las heridas. Margarita expresa con mucho dolor: “cuando lo vi, no lo reconocí de tanto golpe que le dieron en la cara”. Dos días después regresó, con otros hombres armados, el mismo hombre con el que se fue en el taxi y con violencia se llevaron a Jesús y no volvieron a saber de él.

Jesús tiene un hijo de 3 años, sufre de desmayos y por falta de dinero no le han podido hacer una tomografía para saber por qué le sucede esto, ni la Comisión de Atención a Víctimas de Nayarit ni la Comisión de Atención a Víctimas Federal han cumplido el derecho que establece la ley para darle el apoyo y hacerle el estudio.

El hijo de Jesús vive con su madre, además ella tiene otros dos hijos de 4 y 5 años; el papá de Jesús trabaja en el campo y Margarita trabajaba en una escuela haciendo la limpieza. Por la situación se quedó sin trabajo, se le ha apoyado con alguna despensa, pero no es suficiente.

Margarita y su familia no dejan de buscar a Jesús. Se han hecho cargo de su nieto, además de los otros dos hijos pequeños, por lo que les resulta muy difícil salir adelante. Así como Margarita, hay miles de familias en todo el país buscado a sus seres queridos.

Por esta situación, un grupo de personas activistas y colectivos de familiares desaparecidos, iniciamos la campaña #YoApoyoParaEncontrarles, con el apoyo invaluable de la directora y el equipo de El Día Después quienes en su plataforma elaboraron postales con las diferentes necesidades de cada colectivo y la forma de apoyar, ya sea donando dinero, medicamentos o alimento a los más de cuarenta colectivos que forman parte de esta iniciativa, lo que estaría impactando a favor de más de 3500 personas familiares de desaparecidos.

Puedes apoyar entrando a la página https://eldiadespues.mx/actividad/apoya-a-las-familias-de-personas-desaparecidas/ y donar a algún colectivo. En estos momentos nos necesitamos entre todas.

También puedes leer: «Guanajuato, mujeres que desaparecen, mujeres que buscan»

Frase Clave: Yo poyo para encontrales. Por favor usa el HashTag #YoApoyoParaEncontrarles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...