Seleccionar página

Avancemos en la garantía de derechos

por Juan Martín Pérez

Cintillo PI-01

¿Qué es la primera infancia? (I)

El Comité de los Derechos del Niño define a la primera infancia como «el periodo comprendido hasta los ocho años de edad», y conforme a esto los Estados que han firmado y ratificado la Convención de los Derechos del Niño (entre ellos el Estado Mexicano) deben construir una agenda que busque el cumplimiento de todos los derechos de niñas y niños desde el momento de su nacimiento. La Convención sobre los Derechos del Niño establece que niñas y niños en la primera infancia deben ser vistos como sujetos de derechos y por ende miembros activos de sus familias, comunidades y sociedades, espacios donde tener la posibilidad de expresar sus preocupaciones, intereses y puntos de vista. El ejercicio de los derechos de niñas y niños en la primera infancia implica cubrir necesidades especiales en cuidados físicos como también contar con espacios y tiempo para el juego y el aprendizaje.

p.11

Características

Los primeros ocho años de vida de una persona son los más importantes e incluso determinantes para el desarrollo pleno y la construcción de la personalidad. Este periodo se caracteriza por:

1. El rápido crecimiento del ser humano, en aspectos como la maduración del sistema nervioso y en el desarrollo de capacidades de comunicación y aptitudes intelectuales

2. El establecimiento de relaciones propias con niñas y niños de la misma edad, mediante las cuales se aprende a coordinar actividades compartidas y a resolver conflictos

3. La creación de vínculos emocionales fuertes con sus padres, o con personas que cuiden de ellos

4. La necesidad de recibir cuidados, atención, orientación y protección de manera respetuosa con la individualidad

5. El reconocimiento activo de las dimensiones físicas, sociales y culturales del mundo en que vive, aprendiendo progresivamente de sus actividades y de sus interacciones con otras personas

6. Ser la base de la salud física y mental, la seguridad emocional, la identidad cultural, personal y del desarrollo de sus aptitudes

7. El crecimiento y desarrollo influido por creencias culturales acerca de cuáles son las necesidades individuales, el trato idóneo, la función activa que se desempeña en la familia y la comunidad

p.12

Realidades en México

Las niñas y los niños con menos de ocho años en nuestro país representan el 17.20% de la población total de México. Promover y garantizar el ejercicio pleno de todos sus derechos está determinado por las acciones que emprendan el Estado, sus padres, cuidadores y familiares más cercanos.

Para tomar las mejores decisiones sobre cómo apoyar el ejercicio pleno de sus derechos a niñas y niños desde sus primeros años de vida, se requiere conocer la información sobre las principales problemáticas que les afectan.

A continuación presentaremos una breve “radiografía” basada en datos sobre la situación de la garantía de derechos clave para el desarrollo pleno:

Total de población en México: 112,336,538

Total niñas y niños 0 a 8 años 2010: 19,331,309

Niñas 0 a 8 años: 9,816,890

Educación

Para el ciclo escolar 2011 – 2012 se obtienen los siguientes datos en materia de cobertura en educación:

p.13

Fuente: Reporte de indicadores educativos, SNIE, SEP

De acuerdo con el INEGI en 2010 un total de 252,431 niñas y niños en edad de ir a preescolar no asistieron, mientras que de 6 a 11 años 407,458 no cursaron primaria.

Al revisar el porcentaje de atención a la población de tres años en educación preescolar se obtiene que sólo un 39.1% de niñas y niños de esta edad están matriculados. Es importante entonces conocer las razones por las cuales el porcentaje es bajo, si es por problemas de acceso al sistema educativo, o si las familias no reconocen la importancia de matricular a niñas y niños en el preescolar.

Niñas y niños menores de ocho años tienen derecho a recibir educación, para ello es menester diferenciar entre lugares de servicio de cuidado y de educación, adoptando un enfoque coordinado, integral y multisectorial para la primera infancia. La educación preescolar y básica es esencial para sus logros educativos y su integración social a largo plazo. La primaria debe ser obligatoria y gratuita para todos los niños y niñas del país.

Salud

Niñas y niños que se encuentran en primera infancia están más expuestos a sufrir infecciones en periodo perinatal, enfermedades respiratorias, infecciones intestinales y desnutrición. De acuerdo con la Secretaria de Salud y el Sistema Nacional de Información en Salud, en 2010, en la población de niñas y niños de 0 a 4 años de edad, fueron atendidos 9,224,752 casos de infecciones respiratorias agudas, de los cuales 3,351,328 fueron atendidos de manera subsecuente. Es importante considerar que el 31.7% de niñas y niños de 0 a 4 años de edad no cuentan con derechohabiencia a servicios de salud.

Mortalidad Infantil

La principal causa de mortalidad en niñas y niños antes de cumplir su primer año de edad son las afecciones sufridas en el periodo perinatal; en el año 2011 estas afecciones fueron causantes del 49% del total de muertes en menores de un año. De ahí la necesidad de brindar servicios de salud a madres e hijos en este periodo. Posteriormente, para niñas y niños de 0 a 4 años de edad los accidentes se vuelven la primer causa de mortalidad seguido de anomalías congénitas y enfermedades infecciosas y parasitarias (II). La tasa de mortalidad anual por homicidio para la población de 0 a 4 años de edad es de 1.7 muertes por cada 100 mil habitantes, y se ha mantenido constante en los últimos 3 años.

p.14

Bienestar y familia

El registro de nacimiento es uno de los primeros derechos que debe garantizarse a la población de niñas y niños que pertenecen a la primera infancia; con respecto a esto los datos muestran que para el año 2012 de cada 100 niñas y niños nacidos 16 no fueron registrados (III), lo cual tiene implicaciones en la posibilidad de acceder a derechos como la salud y la educación.

Es necesario observar los diversos contextos en que nacen y se desarrollan niñas y niños para así desarrollar políticas públicas y programas de acuerdo con las características específicas de la primera infancia y su territorio. Así, se garantizará la realización de sus derechos de manera universal, indivisible e interdependiente. Por ejemplo, en 2010 en el grupo de edad de 5 a 8 años 497,548 hablaban una lengua indígena. Además, de acuerdo con el Módulo de Trabajo Infantil del INEGI, en 2011 13,472 niñas y niños realizaban algún tipo de trabajo. Por otro lado, según datos del DIF, en 2012 se presentaron un total de 1,210 solicitudes de adopción a nivel federal.

Notas:

I. Comité de los Derechos del Niño. Observación General Nº 7 (Realización de los derechos del niño en la primera infancia.) CRC/C/GC/7/REV.I. Ginebra 2006. http://www2.ohchr.org/english/bodies/crc/docs/AdvanceVersions/GeneralComment7Rev1.pdf

II. Estimaciones a partir de la Base de Datos de Defunciones, 1979 – 2010, SINAIS, SSA.

III. REDIM, estimaciones a partir de las Estadísticas de Natalidad, INEGI, 2012

Juan Martín Pérez
Director Ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM). Es Psicólogo por la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Zaragoza de la UNAM. Cuenta con una extensa experiencia en el defensa de los derechos humanos, especialmente, derechos de la infancia y poblaciones callejeras, y ha coordinado durante cuatro años seguidos “La Infancia Cuenta en México”, diagnóstico estadístico sobre la situación de garantías de los derechos de niñas, niños y adolescente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...