Seleccionar página

Construir gobierno / Invitado: Dr. Mauricio Merino

Mauricio Merino

Con más de 156 mil casillas instaladas, el pasado 1° de julio más de 41 millones de ciudadanos y ciudadanas emitieron su voto en una jornada electoral que ha sido considera histórica en nuestro país, no solo por el número de cargos en disputa sino también por los recursos destinados y porque con un total de 24 millones 127 mil 451 votos obtenidos, el nuevo presidente electo se coloca oficialmente como el candidato más votado en la historia de México


En efecto, por una considerable diferencia, Andrés Manuel López Obrador rendirá protesta como el nuevo Presidente de México el próximo 1° de diciembre. En tanto, deberá seguir una ruta crítica que permita una transición ordenada y un arranque de gobierno que dé certidumbre al país.

En los próximos cinco meses, el presidente electo se enfrentará al enorme reto de construir un nuevo modelo de gobierno, por lo tanto, deberá asumir con prontitud las siguientes tareas:

  1. Transitar de un lenguaje de campaña al de gobernante electo asumiendo la responsabilidad de que todo lo que diga será tomado como ruta de gobierno.
  2. Tender puentes con las distintas visiones y voces que hay en el país, y avanzar con apertura hacia la integración definitiva del gabinete, tanto el legal como el ampliado, por lo que será indispensable que se convoque a personalidades con solvencia ética y con capacidad profesional probada y trayectoria de vida intachable.
  3. Establecer nuevas lógicas democráticas de interacción con el Congreso; el nuevo gobierno debe asumir a la Cámara de Diputados y a la de Senadores, como una auténtica casa de representación popular. Además debe establecer un compromiso indubitable respecto de su total apego al Estado de derecho, y en esa lógica, clarificar su visión respecto del otro poder de la República, que es el Poder Judicial.
  4. Precisar las ideas fundamentales del Gobierno, pues más allá de lo dicho en campaña, es momento de establecer líneas claras para la conducción institucional: qué estrategias se implementarán, qué programas seguirán vigentes, cuáles se modificarán, qué dependencias y qué secretarías tendrán cambios sustantivos, o bien, definir si todo seguirá igual.
  5. Establecer un intenso diálogo con los gobernadores; como nunca, el mapa político del país es auténticamente multicolor, y eso, aunado a las condiciones en que estamos, requiere de un auténtico diálogo republicano que garantice un federalismo cada vez más sólido y democrático.

Como puede verse, la magnitud de los retos es enorme y son incompatibles con la corrupción, la acumulación grosera de la riqueza, y con la prevalencia de la destrucción, la violencia y el crimen. El nuevo presidente electo debe ser capaz de romper con esa lógica perversa.

Mira el programa en: 

Merino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...