Seleccionar página

Economía informal: un lastre del modelo neoliberal

Economía informal: un lastre del modelo neoliberal

México Social / Mario Luis Fuentes

La economía mexicana tiene más de tres décadas de estancamiento secular, en el que la característica principal ha sido el de un crecimiento promedio mediocre, con varios años de decrecimiento o crecimiento cero (1995 y 2008 como años emblemáticos de momentos de severas crisis).

Uno de los supuestos que están en la base del llamado neoliberalismo, es que los mercados tienden al equilibrio y distribuyen de manera eficiente las tareas y los beneficios sociales; pero no es así. Y uno de los fenómenos en que de manera más perniciosa se expresan es en el de la economía informal, la cual se ha mantenido relativamente constante en los últimos 20 años para los cuales se dispone información comparable en las series de la economía nacional.

Evolución y magnitud

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer la nueva serie con la medición de la economía informal en el país y su participación en el Producto Interno Bruto nacional (PIB), teniendo como año base el 2013. Esta actualización, aunque es presentada de forma preliminar, da cuenta de una larga serie de una economía estructuralmente fracturada, porque a pesar de todas las medidas, la informalidad se ha mantenido inalterada.

El boletín informativo del INEGI lo explica de esta manera: “Analizando en conjunto la contribución al PIB y el número de puestos de trabajo tanto del Sector Informal como del Empleo Informal en el Sector Formal, se tiene que en 2018, el Sector Informal contribuye al PIB con el 11.1%, ocupando el 27.4% del Empleo, en tanto que las Otras Modalidades de la Informalidad aportan el 11.4% al PIB y ocupa el 29.3% del Empleo”.

Como puede verse, la informalidad laboral y otras formas de ocupación en condiciones de informalidad aportan en conjunto el 22.5% del PIB; es decir, por cada 100 pesos que se generan de riqueza en el país, 22.5 pesos lo hacen en el Sector Informal, lo cual es un signo inequívoco de los problemas estructurales de la economía nacional.

Asimismo, lo que muestran los datos del INEGI es que hay más personas empleadas en la informalidad o en condiciones de informalidad laboral, que las que trabajan de manera formal: en el 2018 los porcentajes fueron de 43.3% de la población ocupada en el sector formal, y 56.7% en informalidad o en condiciones de informalidad laboral.

Fuente: Sistema de Cuentas Nacionales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía www.inegi.org.mx

¿En qué laboran?

La principal actividad que desarrollan las personas que laboran en el total de la economía informal (Informalidad laboral más condiciones informales de ocupación) es el comercio al por menor, en la que se concentra el 24% del total en esas condiciones; le siguen las y los trabajadores de la construcción con 15.8%; en tercer lugar se ubican quienes trabajan en el sector de las manufacturas con 13.1%; le siguen quienes laboran en actividades agropecuarias con el 12.3% del total de trabajadores; en quinto lugar está el comercio al por mayor con 7.2%; en sexto sitio está el transporte, correo y almacenamiento de bienes, con 5.6%, mientras que el 5.5% se ubica en diversas actividades.

Fuente: Sistema de Cuentas Nacionales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía www.inegi.org.mx

Lee también: NUESTRA FRACTURADA ECONOMÍA

Trackbacks / Pingbacks

  1. Dossier 3D No. 111 | Dossier 3D. Derecho, Democracia y Desarrollo - […] Economía informal: un lastre del modelo neoliberal http://mexicosocial.org/economia-informal-un-lastre-del-modelo-neoliberal/ […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...