Seleccionar página

Educación tecnológica

La ciencia y la tecnología son los nuevos pilares de la economía global. De ahí que la educación para fomentar el espíritu de la investigación científica y el aprendizaje crítico para la innovación sean elementos insustituibles en la construcción de un nuevo modelo de desarrollo para el país.

Estamos ante el reto de fomentar una educación que en su capacidad de generar nuevas soluciones tecnológicas lo haga con base en criterios de sustentabilidad; y, sobre todo, de tender nuevos puentes para la reconciliación con las humanidades.

México hoy no puede rezagarse en su capacidad para producir nuevos saberes y para contribuir a la revolución científico-técnica mundial, pero tampoco puede hacerlo sin una visión ética y humanista para lograr lo que el general Lázaro Cárdenas plantearía hace décadas: poner a la ciencia y la técnica al servicio de la patria

Bachillerato: el reto de la cobertura universal
México Social / Redacción
De la capacitación para el trabajo a la inclusión social
Estela Ruiz
Historia de una relación
Antonio Mackintosh

Además, con motivo del 1° de Mayo:

La economía mexicana se encuentra estancada, y aun si llegase a crecer a un ritmo más acelerado, eso no garantizaría la creación de empleos dignos y suficientes para todas y todos los mexicanos en edad de trabajar.

Necesitamos recobrar la agenda del trabajo digno como eje de la discusión y articulación de las políticas públicas en la materia, así como el sentido constitucional del salario mínimo como aquel que permite desarrollar una vida en dignidad.

El reto se encuentra en recobrar el rumbo del crecimiento, pero con un sentido mayor de equidad, pues no podemos seguir siendo, simultáneamente, una de las economías más grandes del mundo, con uno de los sistemas económicos más desiguales del orbe.

Inequitativo y fragmentado
México Social / Redacción
Trabajo doméstico: alarmantes magnitudes
México Social / Redacción

Y los invitamos a leer nuestra

Los accidentes de tránsito constituyen la principal causa de discapacidad en personas mayores de 12 años, y son la principal causa de muerte entre las y los jóvenes de 14 a 29 años de edad.

Cientos de niñas y niños mueren anualmente por no viajar en el asiento trasero del automóvil, por no llevar puesto el cinturón de seguridad o por no viajar en sillas de seguridad; esto revela que en México la niñez sigue siendo prioridad en el discurso, pero materia cotidiana de descuido y violencia, tanto en el ámbito institucional como en el familiar.

A un año de haber iniciado el Decenio de Acción para la Seguridad Vial, estamos muy lejos de haber reducido las tasas de morbilidad y mortalidad por accidentes, lo que obliga a una revisión crítica de lo planteado en la pasada administración.

El camino a la seguridad vial
José Valente Aguilar Zinser
Los avances, los retos y la meta
Arturo Cervantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...