Seleccionar página

ENIGH, 2018: los rezagos se mantienen

ENIGH, 2018: los rezagos se mantienen

Los resultados de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares (ENIGH, 2018), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), son más que preocupantes, pues muestran enormes rezagos que implican un severo incumplimiento de los derechos sociales de millones de familias mexicanas.


La ENIGH, 2018 cuenta con tabulados relativos a las condiciones de las viviendas en el país, así como de las condiciones socioeconómicas que caracterizan a los hogares. Al respecto, es importante decir que en México hay 34.15 millones de viviendas, de las cuales 30.99 millones son casas independientes, mientras que 3.12 millones se clasifican como “otro tipo”.

La entidad que mayor porcentaje de viviendas que no son casas independientes es la Ciudad de México, con 41.2% del total; en segundo lugar está Quintana Roo, con 19.7%; en tercer sitio se encuentra el Estado de México, con 14.7%; en cuarto sitio está Jalisco, con 12.1%, y en quinto lugar Baja California Sur, con 12 por ciento.

MATERIALES ENDEBLES

En el indicador relativo al tipo de muros de la vivienda, el 10.5% del total de las que hay en el país, es decir, 3.6 millones, habitan en inmuebles con materiales endebles en sus paredes. La entidad con el peor indicador es Zacatecas, con 36.2%; le sigue Durango, con 30.1%; en tercer lugar se encuentra Guerrero, con 28.3%; le sigue Baja California, con 26.2%; y en quinto sitio, Oaxaca, con 25.2 por ciento.

Elaboración propia con base en datos de la ENIGH, 2018

En lo relativo al material del techo de la vivienda, el 24.8% en el país (8.45 millones), tienen materiales distintos a la losa de concreto, viguetas o bovedillas. La entidad con el indicador más elevado es Chiapas, con 69.6%; le sigue el estado de Tabasco, con 65.7%; en tercer sitio aparece Oaxaca, con 55.7%; en cuarto sitio está Veracruz, con 50.7%; y en quinto sitio Guerrero con 49.7 por ciento.

Elaboración propia con base en datos de la ENIGH, 2018

El otro indicador que se mide respecto de las viviendas es la existencia de piso de tierra; a nivel nacional, se trata del 2.9% del total (978,784). El estado con el porcentaje más elevado es Oaxaca, con 11.4% y en segundo lugar, casi en el mismo nivel, Guerrero, con 11.2 por ciento.

En tercer sitio está Chiapas, con 8% de sus viviendas con esa característica; en cuarto sitio se encuentra Veracruz, con el 6.1%, y en quinto sitio, San Luis Potosí, con 4% del total de las viviendas que han en la entidad.

Elaboración propia con base en datos de la ENIGH, 2018

Debe señalarse, además, que en todo el país, sólo el 74.1% de las viviendas tienen acceso a agua entubada al interior de su edificio. Las entidades con peores indicadores son Guerrero, con solo 34% de sus viviendas con acceso al agua entubada; Oaxaca, con 37.4%; Chiapas, con 40.8%; Yucatán, con 52.6%; Puebla, con 57.4%, e Hidalgo, con 59.7 por ciento.

Elaboración propia con base en datos de la ENIGH, 2018

SIN ACCESO AL AGUA

En el mismo tenor se encuentra el dato relativo a la disponibilidad diaria de agua en las viviendas; en este rubro hay 12 entidades donde menos del 60% de las viviendas tienen dotación diaria. El estado con el peor indicador es Guerrero, con 19.2%; le siguen Baja California Sur, con 28; Morelos, con 29.6%; Puebla, con 31.8%, y Chiapas y Zacatecas, con 43.9% en cada una de ellas.

Las otras entidades con bajos índices de acceso diario al agua son: Zacatecas, con 43.9%; Oaxaca con 44.3%; Tamaulipas con 46.9%; Hidalgo con 50.7%; Nayarit con 53%; Estado de México con 57.8% y San Luis Potosí con 58 por ciento.

Elaboración propia con base en datos de la ENIGH, 2018

Es relevante destacar además que, en materia de saneamiento, el país ha alcanzado coberturas superiores al 90 por ciento. Sin embargo, no se puede hablar de calidad suficiente homologada, y mucho menos puede hablarse de que se trate de servicios ecológicamente sostenibles.

La entidad con peor indicador es Campeche, con 88.9%; le sigue Veracruz con 88.4%; Tabasco, con 49.9%; Oaxaca, con 34.6%; Chiapas, con 34.3% y Quintana Roo, con 34.2 por ciento.

EN REZAGO SOCIAL

Otro indicador de rezago social que es importante destacar es el porcentaje y número de viviendas en las que el principal combustible para cocinar es la leña. De acuerdo con la ENIGH, 2018, esto es así en el 15.1% de las viviendas, lo cual significa que en 5.17 millones de casas se cocina predominantemente con leña.

Elaboración propia con base en datos de la ENIGH, 2018

Hay que subrayar adicionalmente que el dato del 2018 es incluso mayor que el registrado en 2016, cuando el 14.5% de las viviendas registraron esa característica, indicador equivalente a 4.77 millones.

Por otro lado, destaca que también en materia de disposición de residuos sólidos se registró en la ENIGH, 2018 un ligero retroceso respecto del 2016, pues, mientras que en ese año en el 10.6% de las viviendas del país se quemaba la basura, para el 2018 el indicador se ubicó en 11.5 por ciento. Este cambio implica haber pasado de 3.47 millones de viviendas con esa característica a 3.93 millones.

Elaboración propia con base en datos de la ENIGH, 2018

Simultáneamente, el indicador del porcentaje y número de viviendas en las que la basura es recolectada por un camión u otro servicio público se redujo de 83.2% en 2016 a 82.4% en el 2018.

MEJORAR LAS VIVIENDAS: UN TEMA URGENTE

Como se observa, los indicadores muestran que las políticas sociales deben fortalecerse en el país. Es urgente una nueva lógica de distribución, aplicación, supervisión y rendición de cuentas de los recursos del Ramo 33, y de las partidas presupuestales relacionadas con el mejoramiento de vivienda, generación de infraestructura social y urbana, e incluso en materia de medio ambiente, en lo que respecta a la generación de servicios públicos de saneamiento, disposición de residuos y acceso al agua potable.

Lee también: «Repensar la pobreza»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...