Seleccionar página

Foro de Análisis «Retos para la implementación de la Ley General en materia de Trata de Personas»

 La Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Cátedra Trata de Personas de la UNAM llevaron a cabo el foro de análisis “Retos para la implementación de la Ley General de Trata de Personas” el pasado 3 de mayo de 2013. El evento fue inaugurado por el Ministro Presidente Juan Silva Meza y por el Rector José Narro Robles, cuyas conferencias magistrales reproducimos en este espacio.


A nombre de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, co-organizadora de este foro de análisis, doy la más cordial bienvenida a una mañana de reflexión sobre los retos para la implementación de la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos.

La trata de personas constituye un severo problema social que tiene su origen en la conceptualización que se hace de las personas como mercancías, como objetos de intercambio comercial, ignorando por completo la dignidad humana. Es, pues, un evidente caso de violación a los derechos humanos de quienes la sufren: niñas, niños y adolescentes, mujeres y personas migrantes, a quienes se vincula con la explotación sexual y laboral, así como al tráfico de órganos.

En México existen muchos factores de riesgo que facilitan la comisión del delito de trata: pobreza; falta de alternativas económicas; bajos niveles de educación; carencia de vivienda, de hogar; violencia y discriminación de género; abuso en el uso de las drogas.

A la luz de esta realidad y de las obligaciones que nos impone en forma destacada ahora el Artículo 1º de la Constitución General de la República, todos, así dice la Constitución, debemos prevenirla, combatirla y sancionarla en el marco de nuestras respectivas competencias.

Este deber requiere conjugar y coordinar esfuerzos en los que cada uno de nosotros, los actores institucionales, asumamos decididamente la responsabilidad que nos corresponde.

Los trabajos de esta mañana deben enmarcarse en la convicción de que, como autoridades federales y locales del ámbito ejecutivo, legislativo y judicial, tenemos una gran responsabilidad en el combate a la trata de personas que demanda, incluso, revisar la forma en que hasta ahora hemos entendido, transmitido y aplicado el concepto de Derecho en nuestro país.

La Constitución nos exige a todos entender que el sistema jurídico de México pone en el centro de actuación del Estado y sus instituciones, el respeto a los derechos de las personas y a las garantías que los hacen efectivos.

Siguiendo este imperativo, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a la par de su labor sustantiva jurisdiccional, se han realizado una serie de acciones que pretenden colaborar con el cambio de la cultura jurídica del país, realizando cursos y seminarios presenciales y virtuales que ofrecen contenidos en materia de derecho internacional de los derechos humanos; produciendo más y mejores materiales, como protocolos, compilaciones y repositorios informáticos, que tienen como objetivo poner a disposición de los operadores jurídicos nacionales herramientas actualizadas e indispensables para poner en marcha el nuevo paradigma constitucional.

Recordemos que, a partir de la reforma al Artículo 1º Constitucional, el nuevo régimen ha sido reforzado por medio de la incorporación de nuevos sistemas normativos que han venido a refrescar nuestra tradición jurídica, como lo son precisamente la de Trata que será analizada el día de hoy, la denominada Ley de Víctimas o la propia Ley de Amparo.

La Suprema Corte de Justicia seguirá haciendo su parte para colaborar en el esfuerzo de actualización que enfrentamos todos, como ahora lo hace con estos trabajos, ahora con y bajo el impulso del Ministro José Ramón Cossío Díaz.

Las herramientas que estamos generando pretenden que aquellos encargados de aplicar el derecho, incluidos por supuesto los juzgadores, contemos con más y mejores herramientas, y con más y mejor información en relación con los derechos de las personas, lo que sin duda generará también un trato mejorado en favor de aquellos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

Que los trabajos sean muy provechosos, muchas gracias.

Ministro Presidente de la SCJN, Juan Silva Meza

Siempre que vengo a la Suprema Corte de Justicia de la Nación me siento muy reconfortado, ésta no es la excepción. Reconfortado por encontrarme en la sede de uno de los Poderes fundamentales de la República; reconfortado por encontrar un ánimo en favor de la justicia, reconfortado por encontrarme con mexicanos extraordinarios, comprometidos con el país, con las instituciones y con las mejores causas.

Me parece que este acto que el día de hoy nos convoca, la inauguración de este Foro de Análisis Retos Para la Implementación de la Ley General de Trata de Personas, tiene la mayor relevancia porque algunos no percibimos debidamente lo que pasa en esta materia.

Para algunos de nosotros, y lo digo en primera persona del plural, ha sido un doloroso descubrimiento encontrar lo que pasa en la sociedad contemporánea, en el mundo, y en particular en México.

Todo lo que hagamos por abonar a favor de esa lucha en contra de la trata de personas tiene que ser visto como un asunto estratégico, fundamental, si en verdad queremos evolucionar en la sociedad contemporánea.

Este año se cumplen 200 años de la expresión de uno de los mexicanos más extraordinarios, José María Morelos y Pavón, haciendo un señalamiento en torno a un documento fundamental en la fundación del México contemporáneo, un documento esencial en la visión de un personaje ligado a las mejores causas del país y a quien este país le debe mucho: “Los Sentimientos de la Nación”.

Y cuando uno repasa el pensamiento, el ideario de Morelos, no puede sino decir, ¿por qué 200 años después tenemos que seguir considerando la vigencia de ese documento?; ¿por qué no hemos podido después de 200 años resolver los problemas que Morelos identificó y las respuestas que a los mismos él ofrecía?; ¿por qué tiene que seguir vigente la lucha a favor de la libertad, en favor de la autonomía de las personas?; ¿por qué esta nueva forma de esclavitud que es la Trata de Personas nos tiene que tener aquí, preocupados, atendiendo esto? A veces parece que no existe, a veces uno quisiera poder negarlo; pero la realidad se impone y nos damos cuenta de que no hemos podido hacerlo.

Por eso me parece que sumar esfuerzos, desde las estructuras públicas del país, junto con organizaciones de la sociedad, resulta indispensable para poder decir un: “¡ya basta!”, y para poder hacer algo en favor de niñas, niños, de mujeres, de adultos, de jóvenes que son afectados por estas nuevas maneras de actuar de sectores ligados indiscutiblemente con el crimen organizado.

Por eso celebro que la Universidad Nacional Autónoma de México, con esta Cátedra Extraordinaria radicada en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, y a cargo del Maestro Fuentes Alcalá, pueda hacer acto de presencia, pueda sumar los esfuerzos, en todos los sectores, con otras escuelas, la de Trabajo Social, con la Oficina del Abogado General, y con muchos otros espacios universitarios para sumarse a una de las causas fundamentales.

Deseo, espero, que este Foro tenga el éxito que la tarea merece y que la dimensión del problema requiere, enhorabuena y muchas gracias.

Rector de la UNAM, Dr. José Narro Robles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...