Seleccionar página

¿De qué mueren los jóvenes?

¿De qué mueren los jóvenes?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las tres principales causas de muerte entre los jóvenes del continente americano son: suicidios, homicidios y accidentes viales. Todas ellas son prevenibles.

El estudio “La salud de los adolescentes y jóvenes en la Región de las Américas”, publicado recientemente por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), reveló que a estas tres causas se debe la mitad de las muertes entre los jóvenes de entre 10 y 24 años de 48 países de la región.

El homicidio es la causa más frecuente de mortalidad en hombres jóvenes, ya que nueve de cada 10 muertes corresponde a víctimas de sexo masculino por homicidio en este rango de edad, así como cuatro de cada cinco muertes en accidentes de tránsito y tres de cada cuatro suicidios.

Según la OPS «es importante reconocer que las tasas más altas de mortalidad entre los hombres jóvenes se deben, en parte, a la presión que enfrentan para cumplir con las normas de género, las que pueden contribuir a comportamientos dañinos como la agresión y la toma de riesgos».

De esta manera, en todo el continente americano, cada año más de 45 mil jóvenes de entre 15 y 24 años mueren por homicidio: en alrededor del 70% de los casos registrados en los países del continente estuvieron involucradas armas de fuego.

En cuanto a los accidentes de tránsito, alrededor de 30 mil jóvenes en el mismo rango de edad perdieron la vida por esta causa, mientras que el número de suicidios por año es de aproximadamente 12 mil jóvenes.

En todo el continente americano, la población que se encuentra en este rango de edad asciende a 237 millones de jóvenes y representan una cuarta parte de la población de la región.

No obstante la relevancia demográfica de la población que se encuentra en el grupo etario de entre 10 y 24 años, de acuerdo con la OPS, las tasas de mortalidad de este lo jóvenes ha mostrado ligeras reducciones entre 2000 y 2015.

El caso de México

Los homicidios, los suicidios y los accidentes tránsito son motivo de miles de muertes en México, por lo que ocupan un lugar relevante dentro las causas de mortalidad de los jóvenes mexicanos.

De acuerdo con las proyecciones población de CONAPO, la población mexicana que tiene entre 10 y 24 años asciende a 33.1 millones de personas, cifra que representa el 26.1% de la población nacional.

El ambiente de violencia que se vive en el país desde el inicio de la llamada “guerra contra el narcotráfico”, ha llevado a que el número de homicidios mantenga incrementos que cada año alcanzan máximos históricos.

Al respecto, las estadísticas de mortalidad de Inegi refieren que durante 2017, se registró la defunción de 32 mil 79 personas; de ese total, 7 mil 263 personas fueron víctimas que tenían entre 10 y 24 años de edad, lo que representa el 23% del total de las personas que por este motivo, perdieron la vida.

En general, los homicidios representan el 40% de todas las muertes accidentales y violentas, mientras que, en el grupo etario de quienes tienen entre 15 y 24 años, esta proporción representa el 43 por ciento.

Las cifras resultan alarmantes en los menores de edad, ya que de acuerdo con el Inegi, 2 mil 115 personas de 18 años y menos fueron víctimas de homicidio: de ese total, 221 eran niños menores de cinco años.

Por otro lado, los accidentes de tránsito son percances atribuibles a factores relacionados con actos de irresponsabilidad. Es por ello que estos eventos son altamente prevenibles, sin embargo, más allá de los daños materiales, cada año ocasionan lesiones que pueden tener consecuencias permanentes, y en otros casos, cobran miles de vidas.

Las causas de los accidentes viales son numerosas y son resultado de un conjunto de situaciones como las malas condiciones de los caminos, la falta de cultura vial y un inadecuado mantenimiento de los vehículos motores.

Durante 2017, Inegi registró que a causa de los accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas y suburbanas, un total de 16 mil 419 personas perdieron la vida. En 3 mil 975 casos, quienes perdieron la vida tenían 24 años o menos, es decir, el 24 por ciento[1].

Sin embargo, en mil 825 casos, el fallecido tenía 18 años o menos.

De esta manera, los accidentes viales representan en México cerca del 20% de todas las defunciones accidentales y violentas.

En cuanto al suicidio, se registró que en 2017 un total de 6 mil 559 personas perdieron la vida por este motivo. En efecto, los más jóvenes son quienes se muestran vulnerables, ya que el 31% de quienes perdieron la vida por este motivo, tenían 24 años y menos.

En particular, el grupo etario de entre 20 y 24, es donde se registró la mayor cantidad de suicidios de toda la población, con un total de mil 27.

Es por ello que la OPS señala que es “tan importante que Salud trabaje con las familias, las escuelas y las comunidades, a fin de abordar las normas sociales que afectan la salud física y mental”.


[1] Esta cifra corresponde a la suma de las causas detalladas de la CIE 10 (clasificaciones V01 a V99) del conjunto de datos de mortalidad general del Inegi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...