Seleccionar página

Nuestra fracturada economía

Nuestra fracturada economía

La economía mexicana no sólo se encuentra estancada; en realidad está fracturada: no tiene la capacidad para crecer de manera sostenida y se mantiene con la misma tendencia de estancamiento secular que priva desde la década de los ochenta.


Tampoco ha generado las capacidades para generar empleos dignos en cantidad suficiente para cubrir la demanda de puestos de trabajo en el país; y mucho menos ha tenido la capacidad de generar los recursos para construir un sistema universal de seguridad social que permita redistribuir de manera justa la riqueza que se genera.

Estas tres deficiencias estructurales se pueden percibir con toda claridad en los resultados de los Censos Económicos 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Al respecto no sobra decir que este ejercicio censal es el de más larga tradición y data en México, sólo después de los censos de población y vivienda. En efecto, el primer levantamiento de los censos económicos se llevó a cabo en 1954 y desde entonces se ha levantado de manera ininterrumpida cada 5 años.

La magnitud

El primer dato a destacar es que en México existen sólo 6.26 millones de unidades económicas que se encontraban en operaciones en el año 2019; y en las cuales se encontraban ocupadas 35.46 millones de personas. Destaca también que, de ese total, únicamente 324,451 establecimientos iniciaron operaciones este año, con 608,802 personas empleadas, cifra que equivale al 0.98% del total de personas ocupadas en establecimientos con actividades económicas en el país.

Es importante mostrar que las 10 entidades con mayor número de unidades económicas son: a) Estado de México, con 724,560; b) la Ciudad de México, con 456,201; c) Puebla, con 412,874; d) Veracruz, con 373,420; Guanajuato con 322,993; Chiapas, con 318,328; Michoacán con 314,931; Oaxaca, con 295,354; y Guerrero, con 199,847.

Empleos concentrados

Como se observa, entre las entidades con mayor número de unidades económicas del país, se encuentran también las que tienen mayores índices de pobreza (Chiapas, Guerrero y Oaxaca, Veracruz, Puebla y Michoacán). Lo anterior se explica en primer lugar porque aún cuando tienen un alto número de establecimientos, en éstos se emplean pocas personas, y los salarios que se pagan son muy bajos, además de que no dan acceso a prestaciones.

En esa lógica, es pertinente destacar que las 10 entidades en que se emplea a un mayor número de personas son: a) Ciudad de México, con 4.57 millones de personas ocupadas; b) el Estado de México, con 3.28 millones; c) Jalisco, con 2,46 millones; d) Nuevo León, con 2.036 millones; e) Guanajuato, con 1.76 millones; f) Veracruz, con 1.56 millones; g) Puebla, con 1.55 millones; h) Baja California con 1.24 millones; i) Chihuahua con 1.23 millones y; j) Michoacán, con 1.13 millones de personas trabajadoras en sus establecimientos.

Los pequeños negocios son más, pero generan mucho menos

De acuerdo con el INEGI, el 69.5% de las unidades económicas del país tienen de 1 a 2 personas empleadas; es decir, 7 de cada 10 unidades económicas en México son establecimientos muy pequeños, que, aún siendo la inmensa mayoría, obtienen sólo el 2.1% de las remuneraciones totales del país.

En segundo lugar, se encuentran las unidades económicas que tienen de 3 a 5 personas ocupadas, con 19.7% del total; entre ellas, la participación en los ingresos totales del país es del 5%. Le siguen en ese orden los establecimientos que tienen de 6 a 10 personas ocupadas, las cuales representan el 5.7% del total, con una participación de 5.6% en las remuneraciones totales de México.

En ese orden siguen las unidades que tienen de 11 a 15 personas ocupadas, las cuales representan el 1.6% del total de las unidades económicas del país, y en las cuales se concentra el 3.1% de los ingresos totales; sigue las unidades que tienen de 16 a 20 personas ocupadas, las cuales representan solo el 0.8% del total de las existentes en México, con una participación de 2.3% de los ingresos totales del país.

La desigualdad extrema

Las unidades económicas con una ocupación de 21 a 30 personas representan el 0.8% del total y obtienen el 3.3% de los ingresos generados en México; por su parte, las unidades que emplean de 31 a 50 personas representan el 0.7% del total, con 4.5% de los ingresos totales en México. Le siguen las empresas de 51 a 100 empleados, las que representan solo el .5% de las existentes en México, con 6.35 de los ingresos totales.

Le siguen las unidades económicas que tienen de 101 a 250 empresas, las cuales representan el 0.4% de las existentes en México, con 11.4% de los ingresos del país; por su parte, las unidades que emplean de 251 a 500 personas, las cuales representan sólo al 0.1% del total del país, pero en las cuales se concentra el 10.5% de los ingresos totales.

Hay otros dos grupos de “grandes empresas”. En el primero están las que emplean de 501 a 1,000 empleados, las cuales representan igualmente el 0.1% del total, pero en las cuales se concentra el 12.5% del total de los ingresos nacionales; y finalmente se encuentran las empresas con más de mil empleados, las cuales representan solo el 0.04% del total de las existentes en México, pero en las cuales se concentra el 33.4% de los ingresos totales generados en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...