Seleccionar página

México no ha protegido a sus periodistas y defensores de derechos: CNDH

México no ha protegido a sus periodistas y defensores de derechos: CNDH

La CNDH ha denunciado los vacíos legales que existen en los mecanismos y acciones en las entidades federativas del país para prevenir, proteger e investigar las agresiones contra periodistas y defensores de derechos humanos.

Este organismo se refirió especialmente a 191 homicidios cometidos contra los integrantes de esos colectivos –146 comunicadores y 45 activistas—, la mayoría de los cuales permanecen en la impunidad.

La falta de coordinación entre las fiscalías y las procuradurías locales con la Fiscalía General de la República, en cuanto a las investigaciones que se inician para los casos de agresiones contra periodistas, duplican las actuaciones, por lo que se le impide a las víctimas saber ante qué autoridad deben de acudir.

Fuente: CNDH, campaña “Para que algún día no tengamos que ser defensores de derechos humanos”

Asimismo, la CNDH consignó la falta de fiscalías especializadas y la falta de protocolos de investigación. Derivado de estas carencias, no se tiene claro qué investigar ni qué líneas de investigación se deben de agotar ante un delito cometido contra periodistas y defensores de derechos humanos.

Estos elementos constituyen un obstáculo a la justicia para estos colectivos y sus familiares.

Frente a esta situación, este organismo nacional lanzó dos campañas:

Mediante estas campañas se busca dar a conocer a la sociedad el contexto de inseguridad al que se enfrentan periodistas y personas defensoras, y, con ello, exigir a las autoridades correspondientes su protección.


El riesgo de defender los derechos humanos

De acuerdo con los sitios de internet de la campaña “Para que algún día no tengamos que ser defensores de derechos humanos”, entre 2006 y julio de 2017 se registró el homicidio de 34 defensores de derechos humanos.

Los estados que presentaron una mayor incidencia de este delito son: Chihuahua con 12 homicidios; Guerrero, con 6; Oaxaca, con 5, y Sinaloa y Veracruz, con 5 homicidios a personas defensoras de derechos humanos durante este periodo en cada estado.

En conjunto, en estos cinco estados se registraron 27 homicidios, el equivalente al 79% del total de los homicidios cometidos durante los 11 años y medio del periodo mencionado.

De los 34 homicidios consignados en la campaña “Para que algún día no tengamos que ser defensores de derechos humanos”, en 14 casos las víctimas fueron mujeres.


Periodistas y defensores de derechos: profesiones vulnerables

En este contexto de violencia, los años más violentos contra las personas defensoras de los derechos humanos fueron 2010 y 2011, cuando se registraron seis y ocho homicidios, respectivamente.

De acuerdo con la campaña de «Con violencia no hay libertad de expresión», entre el año 2000 y marzo de 2018 se registraron 133 homicidios de periodistas, mientras que, entre 2005 y marzo de 2018 se registraron 21 casos de periodistas desaparecidos.

Entre 2016 y 2017 se cometieron 23 de estos homicidios. Durante este periodo, los estados con la mayor incidencia fueron: Veracruz, con 22 casos; Oaxaca, Tamaulipas y Guerrero, con 15 casos para cada entidad, y Chihuahua, con 14 homicidios de periodistas. Y la mayoría de ellos ejercía periodismo local.

Inicialmente, la mayoría de los periodistas asesinados eran hombres; sin embargo, esta tendencia ha cambiado con los años, ya que a partir de 2010 las mujeres comenzaron a ser blanco de amenazas y de ejecuciones.

Por lo tanto, los temas que investigan las mujeres periodistas que han sido víctimas de estos delitos son: derechos humanos, violencia sexual y narcotráfico.

De igual forma, se consignó que pocos homicidios desapariciones y atentados han sido castigados, ya que, de las 176 averiguaciones previas iniciadas por agresiones contra periodistas, únicamente el 10% tuvo una sentencia condenatoria.

Fuente: CNDH, campaña “con violencia no hay libertad de expresión”

Asimismo, esta campaña también documentó 52 casos de atentados contra medios de comunicación desde 2006. Los ataques más comunes se dan en el periodismo local por abordar temas de seguridad pública.

Debido a estas agresiones, algunos comunicadores y periodistas han tenido que dejar sus lugares de origen para refugiarse en otras ciudades.

Asimismo, entre 2010 y 2017, el número de quejas ante la CNDH por ataques a periodistas incrementó 40.5%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...