Select Page

Portugal: de las crisis al desarrollo

Portugal: de las crisis al desarrollo

Portugal es actualmente una de las 50 economías más grandes del mundo; sin embargo, a mediados del siglo XX era un país totalmente distinto que, hasta 1974 vivió una larga dictadura que los sumió en la pobreza y la desigualdad. Décadas después, la crisis de 2008 golpeó nuevamente su economía. ¿Cómo han logrado crecer, estabilizarse y convertirse en un Estado garante de derechos para su población?


De acuerdo con el Banco Mundial, Portugal registró en 2017 un PIB per cápita anual de 21,136 dólares (aproximadamente 405,000 pesos por persona), indicador 2.37 veces mayor que el registrado en México ese mismo año. Además, en 2016 se colocó en el lugar 41º en el Índice del Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Portugal es una de las 50 economías más fuertes del mundo

Aunque en Portugal se reconoce que respecto de otros países europeos tienen mucho todavía por avanzar, en comparación con México siguen existiendo amplias brechas: mientras que Portugal se encuentra en el lugar 64 en el Índice Global de Corrupción, nuestro país es uno de los 28 con mayor corrupción.

De igual forma, en el ranking mundial de competitividad, Portugal está en el sitio 34 y nuestro país en el 46, y en cuanto el índice de fragilidad, el país ibérico tiene un puntaje de 27.3, mientras que el mexicano es de 71.5.

Asimismo, mientras que en Portugal se invierten en educación 850 euros anuales por persona, en nuestro país la inversión es de 456 euros, y el gasto per cápita en salud, que en aquel país es de 1,121 euros por año, en el nuestro es equivalente a 232 euros[1].

El milagro portugués

Sin duda, tras la dictadura, Portugal ha logrado avances institucionales que fortalecen su democracia; en eso se cifra su éxito, y por ello están decididos a continuar fortaleciendo sus instituciones y procesos democráticos.

«Portugal ha hecho un gran esfuerzo; durante la dictadura los índices sociales eran horribles. Éramos un país pobre, periférico, en términos de salud, mortalidad infantil, de esperanza de vida. Las personas técnicamente no se pensionaban, porque generalmente morían antes de la edad de jubilación», cuenta Jorge Roza de Oliveira, embajador de Portugal en México, a Saúl Arellano, director editorial de México Social.

El embajador de Portugal en México, habló con México Social sobre los principales logros y retos de la política social portuguesa

El embajador portugués describe los caminos que ha transitado el país europeo para salir de la opresión de un régimen autoritario que abatió al país por casi cincuenta años, durante el periodo denominado Estado Nuevo (1926-1974), y superar las posteriores crisis financieras, hasta consolidarse como una economía de primer mundo.

Tras la dictadura, Portugal logró fortalecer sus instituciones y su democracia

En abril de 1974, la Revolución de los Claveles dio fin a la dictadura portuguesa, la de mayor duración del siglo XX en Europa, y la democracia regresó a una nación que se ha recuperado hasta alcanzar elevados estándares de vida y crecimiento económico, así como la consolidación de sus otrora frágiles instituciones.

Desde entonces su economía transitó hacia la consolidación de las finanzas públicas y una mayor sostenibilidad fiscal. En 1986, Portugal se unió a la Unión Europea. «Estábamos saliendo de una “caverna”, de cincuenta años de oscuridad, de un Portugal pobre. Nuestro reto era la integración europea; sabíamos que era el camino que debíamos tomar para fortalecernos. Hubo un énfasis muy grande en todo el aspecto social».

Sin embargo, la crisis económica mundial de 2008 afectó gravemente a la economía portuguesa hasta caer en un profundo periodo recesivo que derivó en un rescate económico del país entre 2011 y 2014 por parte del Fondo Monetario Internacional, el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera y el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera

«La crisis financiera que hubo en Portugal y en Europa nos hizo daño en el camino, pero hubo un bloque central, de tres partidos de izquierda, que se unieron en un pacto de Estado para asegurar que la Constitución del 76 fuera una realidad». Este pacto tripartito y otras decisiones como el incremento de impuestos, políticas de austeridad y un mayor gasto social contribuyeron al rescate de la economía portuguesa en los últimos años.

¿Cómo se han desarrollado las políticas sociales para dar cobertura a las personas más pobres y vulnerables?

«En términos de políticas sociales, Portugal es totalmente diferente a lo que era 60 años atrás; sin embargo, todavía hay desigualdad y pobreza que es urgente combatir a través de la educación y de la salud. La Constitución de 1976 fue nuestra primera Constitución democrática, y ha puesto “negro sobre blanco” en las cuestiones de política social».

Efectivamente, con la Constitución portuguesa de 1976 llegó la institución de un Estado democrático, cuyo objetivo fundamental es la construcción de una sociedad más justa, más libre y más solidaria. De acuerdo con el artículo segundo constitucional portugués:


La República portuguesa es un Estado Democrático basado en el Derecho, la soberanía del pueblo, la expresión y organización democrática plural, el respeto y la garantía de la implementación efectiva de los derechos y libertades fundamentales, y la separación e interdependencia de poderes, todo ello con la perspectiva de alcanzar la democracia económica, social y cultural, y profundamente participativa[2].

«La planeación de las políticas públicas pasa por una concertación social. No es solo el gobierno el que decide: tienes que hablar con la sociedad civil; hay un consejo de concertación social donde están sindicatos y todos los sectores de la sociedad civil y ahí tiene que haber una discusión, una negociación», asegura Roza de Oliveira. 

Este Consejo Económico y Social (CES) fue creado desde el año 1991 como un espacio de diálogo sobre temas económicos y sociales; es un órgano de consulta del gobierno conformado por expertos y representantes de sindicatos, patronales y civiles portugueses.

Una revolución silenciosa ha dado a las mujeres portuguesas un papel en la sociedad que no tenían en la dictadura

Además, las políticas sociales para las mujeres han sido una de las grandes victorias de la revolución. «La mujer antes y durante la dictadura, tenía un papel muy pequeño en términos de autodeterminación; si una mujer quería viajar, tenía que pedir la autorización de su marido. Hemos vivido una revolución silenciosa que ha dado a las mujeres un papel en la sociedad que no tenían».

Grandes logros sociales

Otro de los grandes logros de la política social portuguesa ha sido su modelo para acabar con la toxicodependencia. El embajador Roza de Oliveira detalla el caso paradigmático de uno de los programas sociales con mayor éxito en su país: «En los noventa teníamos un grave problema de consumo de narcóticos, y se tomó una decisión muy importante: descriminalizar la mayoría de las drogas».

Frente a los elevados niveles de adicción, surgió la necesidad de comenzar un nuevo ciclo en materia de política de drogas y adicciones en este país europeo, por lo que en los años noventa se creó la Estrategia Nacional de Lucha contra la Droga y las Toxicodependencia, entre cuyos principales avances se encuentran la despenalización del consumo de todas las sustancias psicoactivas y la protección social de las personas que las consumen sin receta.

Aunado a la despenalización, se creó el Consejo Coordinador Estrategia Nacional de Lucha contra la Droga y las Toxicodependencia y se fortalecieron las áreas de prevención, tratamiento y rehabilitación de las adicciones, además de llevar a cabo un arduo trabajo en materia de reducción de riesgos, con equipos de calle y oficinas de apoyo[3].

«Fue una gran descriminalización y al final tenemos un modelo de política de combate a la toxicodependencia que funcionó muy bien. Hemos hecho un gran desarrollo en materia que tiene que ver con tratos más eficientes a la población.

»Por ejemplo, en Lisboa, teníamos barrios de droga muy peligrosos que han sido modificados; las personas han sido llevadas a sitios mejores, a casas mejores. Esta política social ha sido muy exitosa».

Sin embargo, no hay política social que se pueda sostener en el tiempo sin un régimen fiscal sólido, ¿cuál es el sistema de impuestos en Portugal?

«Efectivamente: si no hay una sólida receta fiscal no se pueden hacer políticas sociales. Nosotros no queremos acabar con la riqueza, sino que se redistribuya, y sabemos bien que la seguridad social es un territorio exclusivo del Estado; es su responsabilidad».

Aquí es importante destacar el artículo 104 de la constitución portuguesa, relativo a los impuestos, cuyo objetivo principal es lograr la reducción de la desigualdad social:


1. El impuesto sobre la renta personal tiene por objeto la disminución de las desigualdades y será único y progresivo, teniendo en cuenta las necesidades y los ingresos del hogar. 2. La fiscalidad de las empresas se refiere fundamentalmente a su rendimiento real. 3. La tributación del patrimonio debe contribuir a la igualdad entre los ciudadanos. 4. La imposición del consumo tiene por objeto adaptar la estructura del consumo a la evolución de las necesidades del desarrollo económico y de la justicia social, y debe aportar los consumos de lujo[4].

En Portugal existe un sistema fiscal progresivo: mientras mayor es el ingreso, mayor es la contribución: «algunas personas se quejan, pero hasta el momento la seguridad social se mantiene con una cobertura universal».

Aún existen personas con recursos muy limitados para su supervivencia, principalmente adultos mayores

De acuerdo con el embajador, en su país no se vive hambre, pero sí existen personas con recursos muy limitados, sobre todo adultos mayores, por lo que «hay también regímenes como el régimen social de inversión, en el que las personas con pocos recursos son atendidas sin tener que contribuir fiscalmente».

¿De qué manera será posible avanzar a nivel mundial hacia un mejor estadio de bienestar con mayor énfasis en aspectos humanitarios?

«Es un reto difícil. Nosotros pugnamos por el multilateralismo, y tenemos una colaboración con Naciones Unidas muy profunda. El multilateralismo ha sido siempre importante para nosotros. Los países juntos pueden tener fuerza, y pienso que México también tiene esa misma idea de que el multilateralismo es la única forma de poder combatir todos los retos mundiales que tenemos por delante».

¿Cómo funciona su sistema educativo?

«La educación ha sido uno de los pilares de nuestro desarrollo. Tenemos un sistema público. En el Portugal de hace 60 años, el analfabetismo era de 50%, y ha sido un gran logro mejorar el sistema educativo».

El porcentaje de PIB que Portugal destina a la educación es de 4.9%[5], y su nivel de rendimiento en ciencia y comprensión de lectura se encuentra por encima de la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)[6].

«No es un sistema gratuito, pero la contribución económica es pequeña. La escolaridad es obligatoria hasta la secundaria y tenemos una población universitaria como nunca antes, sobre todo en cuanto a la presencia de las mujeres en el sistema educativo. En nuestra población universitaria hay más mujeres que hombres».

En este país la escuela pública, además de ser de gran calidad, se distingue por su reputación social, la cual está cimentada en las bases ideológicas de su constitución nacional, por lo que es un sistema igualitario, lo que significa que está basado en un sistema de principios de igualdad de oportunidades.

La innovación y la tecnología son factores que se están pensando a nivel mundial como detonantes y condiciones necesaria para el desarrollo, ¿Portugal cómo lo está haciendo en esta materia?

«Somos líderes en términos de innovación. La gran Web Summit, que se realizaba antes en Irlanda, ahora es en Portugal, y desde hace varios años se lleva a cabo en Lisboa».

La Web Summit es una conferencia anual sobre tecnología que reúne a las personalidades más importantes en la materia. En 2018 registró una presencia de 70 mil participantes, entre los que se encontraron el presidente de Microsoft, Brad Smith, y Ev Williams, quien fuera director de Twitter hasta 2017 y que actualmente dirige la compañía Medium, un blog de periodismo social.

De acuerdo con información de la Embajada de Portugal en México, su industria se ha modernizado y sector tecnológico ahora tiene un peso mucho mayor que las actividades industriales tradicionales:


El patrón de especialización de la industria manufacturera en Portugal se ha modernizado, dejando la dependencia de las actividades industriales tradicionales hacia nuevos sectores, de mayor incorporación tecnológica, que ganaron peso y dinámica de crecimiento, destacando el sector automovilístico y de componentes, la electrónica, energía, farmacéutica y nuevas tecnologías de información y comunicación[7].

«Tenemos un empresariado muy joven que ha volteado hacia la innovación. Nuestras empresas están trabajando mucho en esa área: la innovación está siendo desarrollada fuertemente en el país», reafirma Roza de Oliveira.

Uno de los grandes retos globales es el cambio climático; la gran mayoría de los países europeos están transitando hacia la generación de energías limpias, ¿cómo han avanzado ustedes en esta materia?

«Estamos trabajando con empresas solares y eólicas. Queremos seguir ese camino y hemos hecho desarrollos muy grandes; es un sector público-privado y el impulso lo está dando principalmente el sector privado».

En este sentido es que para 2017, el consumo de energías renovables en Portugal llegó a ser de 28.1%, cifra ligeramente menor que la registrada en 2016, cuando fue de 28.4%, pero muy por encima del promedio de la Unión Europea, que es de 17.5 por ciento. La meta portuguesa para 2020 es llegar a un consumo de energías renovables de 31% para 2020[8].

La producción y consumo de energías limpias es un pilar del desarrollo portugués

Como resultado de sus avances en la materia, en marzo de este año, Portugal recibió el Premio ITB Earth Award en la Internationale Tourismus Börse (ITB) de Berlín, la feria de turismo más grande a nivel mundial, por su lucha ejemplar contra el cambio climático y sus objetivos en materia de desarrollo sostenible, contenidas en la Estrategia Turismo 2027[9], aprobada desde el año 2017.

A través de esta Estrategia, Portugal busca lograr que en 2027, el 90% de las empresas adopten medidas sustentables en el manejo de energía, agua y residuos.

Además, desde 2010, el país ibérico adoptó la Estrategia Nacional de Adaptación al Cambio Climático (ENAAC)[10], cuyos principales objetivos son impulsar el conocimiento científico, reducir la vulnerabilidad y aumentar la capacidad de respuesta frente al cambio climático,  aumentar la sensibilización y difusión de información sobre este fenómeno, además de promover e impulsar la cooperación internacional con el fin de apoyar a países más vulnerables.

El 30% de la electricidad en Portugal es de origen hídrico y cerca de una cuarta parte es de origen eólico, pero el 1º de febrero de este año se rompió el récord de producción de energía eólica diaria, ya que 63% de la electricidad en Portugal fue producida por fuentes eólicas durante este día[11]


Sin duda, el logro de mayor impacto se consiguió en marzo de este año, cuando la electricidad renovable representó el 103.6% de la energía consumida en ese país, lo que, en palabras de la APREN (Asociación de Energías Renovables) constituye un «valor sin igual en los últimos 40 años»[12].

Al pensar en el trecho que nuestro país, dependiente de la producción petrolera y con un arraigado consumo de combustibles fósiles, tendrá que recorrer para lograr transitar hacia la producción y el consumo de energías limpias, el embajador portugués muestra una perspectiva positiva: «en México el mercado puede ayudar a la transición a energías limpias y los precios van a tener un gran impacto en el consumidor. Tener grandes reservas de petróleo no significa que tengan que ser usadas hasta el final, porque la industria está transformando alternativas cada vez más baratas.

»Vamos a tener coches eléctricos cada vez más baratos, la instalación de paneles solares o eólicos va a ser cada vez más barato, y esa baja de precios en el sector».

¿Cómo estamos en la relación México-Portugal?

«Fantástico. En términos económicos y diplomáticos. Nuestro primer ministro estuvo en México para la toma de posesión del nuevo gobierno y las relaciones económicas están en un buen momento, crecen todos los días. Somos Iberoamérica, y también estamos muy involucrados en proyectos de educación».

»Estamos haciendo un esfuerzo. Vienen agentes culturales, músicos, exposiciones. Es una Embajada pequeña, somos veinte personas y no es fácil, pero cada vez más personas saben lo que pasa en Portugal. Somos mucho más que futbol y Cristiano Ronaldo», afirma.

Efectivamente, actualmente este país juega en las grandes ligas de los organismos internacionales: el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, es portugués, así como el director de la Organización Internacional para las Migraciones, Antonio Vitorino.

Asimismo, prestigiados arquitectos portugueses se han hecho acreedores al mayor galardón que se puede otorgar a nivel mundial en este rubro, el Premio Pritzker de Arquitectura,  por lo que existe una gran proyección de este país a nivel mundial, lo que el embajador define como ser un país «más visible por su trabajo en el mundo que por el tamaño de su territorio».

México, una gran oportunidad

El embajador cuenta que el último año hubo un promedio de casi dos portugueses al día que vinieron a vivir a México: «es una migración empresarial; nuestras empresas tenían una tradición de estar en mercados de habla portuguesa, como Brasil o Angola, cuyas economías han colapsado un poco, y México se transformó en una oportunidad.

«Tenemos más de un centenar de empresas en México y nunca he oído una queja sobre cómo se hacen negocios; al contrario, este éxito ha atraído más empresas. Nosotros seguimos viendo a México con ojos muy positivos», concluyó.

El embajador de Portugal en México, Jorge Roza de Oliveira (der.), y el Saúl Arellano, director editorial de México Social (izq.)

Fuentes:

  1. https://datosmacro.expansion.com/paises/comparar/portugal/mexico?fbclid=IwAR1h7jfvTawgc5hI8AxCn2ZcblYnUj7p6e3vs-X3p_XXx0lnauV6sexP9F8
  2. https://www.parlamento.pt/Legislacao/Documents/constpt2005.pdf
  3. http://www.sicad.pt/PT/PoliticaPortuguesa/SitePages/Home%20Page.aspx
  4. https://www.parlamento.pt/Legislacao/Documents/constpt2005.pdf
  5. https://datos.bancomundial.org/indicador/se.xpd.totl.gd.zs
  6. https://www.compareyourcountry.org/pisa/country/PRT?lg=en
  7. https://www.mexico.embaixadaportugal.mne.pt/pt/sobre-portugal/economia
  8. https://www.apren.pt/contents/communicationpressrelease/pr-apren-defende-aumento-da-producao-renovavel-nacional.pdf
  9. https://estrategia.turismodeportugal.pt/sites/default/files/Estrategia_Turismo_Portugal_ET27.pdf
  10. https://www.apambiente.pt/index.php?ref=16&subref=81&sub2ref=118&sub3ref=955
  11. https://www.apren.pt/contents/communicationpressrelease/pr-producao-eolica-em-portugal-volta-a-atingir-recordes.pdf y https://www.apren.pt/pt/energias-renovaveis/o-que-sao/
  12. https://www.apren.pt/en/march-100-renewable–first-month-of-xxi-century-fully-supplied-by-renewable-electricity-sources/

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Loading...