Seleccionar página

Precios agropecuarios, nueva amenaza inflacionaria

Los precios de los bienes agropecuarios no dejan de incrementar: durante la última quincena de 2017 y la primera de 2018 presentaron una inflación de 10.6%. A lo largo de 2017 este sector presentó aumentos tan altos como los del sector energético y en la primera quincena de agosto registró su mayor incremento, con una inflación de 14.43%


Durante la primera quincena de enero, e l Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), registró un incremento en los precios de 5.51% a tasa anualizada, el menor desde la segunda quincena de marzo de 2017.

Comparado con la última quincena de diciembre, en que el incremento de los precios se ubicó en 6.85% (por arriba de la inflación anual que se registró para 2017, de 6.77%), existe una diferencia de 1.3 puntos porcentuales que rompió con una tendencia creciente que se dio a partir de la segunda quincena de septiembre de 2017.

En esta desaceleración en el incremento de los precios destacan los energéticos que, durante las 24 quincenas de 2017, promediaron un incremento de 12.56%, derivado de la liberalización de sus precios al inicio de este año. Al cierre de 2017, el incremento fue de 14.59%, mientras que en los primeros 15 días de enero de 2018 descendió a 6.63%, es decir, cerca de ocho puntos porcentuales. Este factor contribuye a eliminar presiones hacia el alza en el resultado general del INPC.

preciospecuarios

Asimismo, los subíndices inflacionarios que corresponden al sector mercancías y servicios registraron un incremento de 5.94% y de 3.50%, respectivamente, lo que significa que el incremento de sus precios respecto de la última quincena de diciembre se redujo en 0.17 y 0.24 puntos porcentuales en el orden indicado. Esto contribuyó el que índice total de la inflación subyacente presentara un incremento por un orden de 4.63%.

Si bien en el corto plazo se espera que la inflación se estabilice con incremento moderados, lo que da certidumbre a los mercados, el sector agropecuario podría generar presiones inflacionarias en el índice general de los precios que, tomando en cuenta los niveles del año precedente, situarían los precios de la canasta básica en una brecha cada vez más acentuada, comparada con el poder adquisitivo de los salarios. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...