Seleccionar página

Un problema serio

por Mónica Flores Barragán

Cintillo-Abril5

Es común que muchos niños ayuden en sus casas en trabajos domésticos. Dichas actividades son percibidas como tareas que sirven para fomentar la responsabilidad y aprender la importancia del esfuerzo, así como desarrollar una actitud correcta ante el trabajo; sin embargo, la situación cambia cuando los trabajos a los que son sometidos se convierten en forzosos o ilegales. La principal característica de este tipo de actividades es que atentan de alguna forma contra su condición de niños y llega a dañarlos mental, física o emocionalmente e incluso pueden llegar a poner en peligro sus vidas.


p.26-27

El trabajo infantil en México y en el mundo es un problema serio y nos involucra a todos en su solución. Es necesario analizarlo desde su origen para garantizar su erradicación.

Entre las formas de explotación infantil se pueden mencionar: esclavitud; servidumbre; víctimas de la trata de personas; sometimiento al trabajo forzado; y realización un trabajo peligroso. El trabajo infantil viola simultáneamente varios derechos de los niños como: educación, salud y juego, entre otros.

Sus causas son múltiples, pero fundamentalmente se deben a la pobreza; la violencia intrafamiliar; el analfabetismo; la escasez de oportunidades; la educación; la falta de legislación; y las políticas públicas. En cuanto a las consecuencias físicas, se pueden presentar enfermedades crónicas, desnutrición e impacto negativo en su crecimiento. En el ámbito emocional y mental ocasiona que su proceso de maduración se acelere y puede generar pérdida de autoestima, depresión, violencia y problemas de adaptación social.

p.28

A nivel global, el número de niños en esta situación ha disminuido aproximadamente un tercio desde el año 2000, pasando de 246 millones a 168 millones, de acuerdo con la OIT. No obstante, la problemática sigue siendo preocupante, pues en la actualidad más de la mitad de ellos realizan trabajos considerados peligrosos. De acuerdo con la UNICEF y la OIT, entre sus peores formas se encuentran la esclavitud a través de la venta para pagar deudas; prostitución; trabajos que se realizan bajo el agua, en alturas peligrosas o espacios cerrados; uso en actividades ilícitas como roducción y tráfico de estupefacientes; trabajos que se realizan con equipos peligrosos que requieren manipulación de cargas pesadas y aquéllos que se realizan en medios insalubres. En América Latina casi 18 millones de niños se encuentran en dichas condiciones, mientras que en México existen alrededor de 3 millones.

En un informe de la OIT se estableció que algunas condiciones en las que se encuentran los niños en situación de trabajo implican ingresos inferiores, pues la gran mayoría reciben una remuneración menor a la del salario mínimo. A veces se les paga en especie y suelen trabajar sin derechos laborales y en empleos precarios. Al ser una práctica ilegal, el trabajo infantil se presenta 100% en el sector informal, lo cual trae consecuencias más graves, generando un efecto mariposa.

El número de niños en situación de trabajo infantil es mayor en el sector de la agricultura (59% del total). Lo anterior se debe principalmente a la baja escolaridad de los padres y a la falta de oportunidades de crecimiento en los conglomerados sociales fuera de las ciudades.

p.29-1

Por ello, ManpowerGroup, como Empresa Socialmente Responsable, ha contribuido a disminuir este problema a través de su participación en el sector agroindustria, cumpliendo con el marco legal y eliminando la contratación de menores de edad. Al mismo tiempo, al mejorar las condiciones laborales de los adultos que trabajan en el campo, se impacta en la permanencia de los niños en la escuela y su desvinculación del trabajo.

Estos niños se convertirán en jóvenes y el problema se vuelve cada vez mayor. En el mundo existen cerca de 73 millones de jóvenes desempleados y en América Latina la tasa de desempleo en jóvenes duplica la de adultos.

Económicamente hablando, la pérdida promedio de dos años de escolaridad a largo plazo significa un 20% menos de salario durante toda su vida adulta. Con el tiempo esto se traduce en una calidad inferior del capital humano disponible. Esto impacta directamente en la escasez de talento que estamos viviendo en Human Age, una era donde el talento es el recurso más importante. A pesar de haber altos niveles de desempleo, existe un gran número de puestos sin cubrir.

De acuerdo con una encuesta de ManpowerGroup, en México el 38% de los empleadores tienen dificultades parar cubrir sus vacantes. La principal razón es que las habilidades que los candidatos tienen no empatan con aquéllas requeridas por las empresas. El trabajo infantil limita la solución a al problema de la escasez de talento, afectando el nivel educación y competitividad de los niños, ya que la mayoría no estudia. Quienes tienen la oportunidad de hacerlo deben combinar la escuela con largas jornadas de trabajo pesado, lo cual disminuye su atención, aprovechamiento y aprendizaje. A largo plazo, esto genera una desventaja competitiva a nivel local y global, ensanchando la brecha que existe entre la oferta y demanda de talento.

p.29-2

Los niños no cuentan con los conocimientos necesarios para defender sus derechos, por ello, es una situación que involucra a varios sectores. Tanto las empresas generadoras de empleos, como los gobiernos propiciadores de mejores condiciones de vida y la sociedad civil en general debemos colaborar para erradicar por completo el trabajo infantil. La prevención es la principal herramienta con la que contamos. Disminuir el desempleo adulto ayudará en gran medida, ya que con ello se incrementa la calidad de vida y reduce la pobreza.

Para lograrlo es necesario el impulso y la implementación de políticas públicas que combatan la situación. Por un lado, se debe crear consciencia social, a través de sensibilización. Por otro lado, hay que promover la aplicación efectiva de todas las normas al respecto. Este tipo de iniciativas harán humanamente posible el rescate y la prevención de que miles de niños se integren a actividades laborales. En México, según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social este problema ha disminuido en 40%. No obstante, aún falta mucho por hacer. Debe existir cero tolerancia, mejorar la educación y fomentar la participación de todos los sectores para generar un cambio en nombre de quienes no tienen una voz suficientemente fuerte para defenderse a ellos mismos.•

Mónica Flores Barragán
Directora General de ManpowerGroup Latinoamérica. es actuaria por la Universidad Nacional Autónoma de México y cuenta con una maestría en Filosofía por la Universidad Panamericana, así como con un Master en Dirección de Empresas por el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE). Participa activamente en el consejo de directores de American Chamber of Commerce México, pertenece al consejo de la COPARMEX y del Consejo Coordinador Empresarial. Además, es presidenta de Fundación Manpower. Acerca de ManpowerGroup ManpowerGroup ™ (NYSE: MAN) es líder mundial en soluciones innovadoras de capital humano que asegura la sostenibilidad del talento de la fuerza laboral en el mundo para el bien de las empresas, las comunidades, los países y los propios individuos. Especializada en soluciones que ayudan a las organizaciones a alcanzar la agilidad del negocio y la flexibilidad laboral, ManpowerGroup aprovecha sus 65 años de experiencia mundial para crear los modelos de trabajo, diseñar las prácticas de las personas y acceder a las fuentes de talento que sus clientes necesitan para el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...