Seleccionar página

Urge invertir en áreas rurales para salir de la pobreza: FAO

De acuerdo con el reporte 2017 del Estado mundial de la agricultura y la alimentación, publicado por la FAO, es necesario una profunda transformación para aprovechar de manera adecuada las áreas rurales, pues su potencial es fundamental para la alimentación y el trabajo de millones de personas


IMG 0318

Las áreas rurales tienen un gran potencial de crecimiento económico que guarda una estrecha relación con la producción alimentaria y ciertos sectores como el agrícola y el ganadero. Sin embargo, muchas veces son considerados como focos de pobreza y se deja de lado que la mayoría de las veces estas áreas son fundamentales para el crecimiento económico de países en vías de desarrollo.

El informe enfatiza que no es necesario que millones de jóvenes en los países en desarrollo tengan que dejar las áreas rurales para salir de la pobreza y encontrar trabajos en otros lugares; para ello, señala el documento, es necesario superar la complicada relación que existe entre la baja productividad de la agricultura de subsistencia, la limitada falta de industrialización, la urbanización y el crecimiento demográfico. A pesar de que esto parece una tarea difícil, es necesario el compromiso de los países en desarrollo para lograr alimentar y dar trabajo a la población que ahí habita.

La FAO destaca que entre 2015 y 2030 se prevé que aumente en 100 millones el número de personas con edades entre los 15 y 24 años; es decir, para 2030 habría 1,300 millones de personas con ese rango de edad. Este incremento, señala el documento, se concentrará en el África Subsahariana, principalmente en las zonas rurales.

Por tal motivo, señala la FAO, si sigue la tendencia actual, las personas de zonas rurales que busquen trabajo en ciudades urbanas, probablemente formarán parte de la zona urbana pobre.

Es por eso que en el Estado mundial de la agricultura y la alimentación se hace un llamado a seguir invirtiendo en el desarrollo de las zonas rurales, a desarrollar sistemas alimentarios y a brindar apoyo para el crecimiento de agroindustrias; esta inversión puede generar empleos que prevengan la migración por cuestiones económicas.  

Algunos datos claves que destaca el informe son los siguientes:

  • “En 1960, el 22 % de la población de los países en desarrollo (460 millones de personas) vivía en ciudades y pueblos. En 2015, este porcentaje alcanzó el 49% (3 000 millones de personas).
  • La población rural del mundo en desarrollo aumentó en 1 500 millones de personas entre 1960 (1 600 millones de personas) y 2015 (3 100 millones de personas).
  • En 2030, la población urbana de las regiones menos desarrolladas del mundo ascenderá a 4 000 millones de personas. El 80 por ciento de estos habitantes urbanos vivirá en África, Asia y América Latina[1]”.

Con información de: www.fao.org

[1] El estado mundial de la agricultura y la alimentación. FAO. 2017. Disponible en: http://www.fao.org/3/a-I7658e.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...